+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

sentencia de la AUDIENCIA PROVINCIAL DE CASTELLÓN

Condenado a seis años un joven de Vilafamés por violar a una menor

El tribunal da total credibilidad a la víctima y dice que resulta «irrelevante» que no tuviera lesiones

 

El condenado negó rotundamente los hechos en su declaración judicial y alegó el sexo fue «voluntario». - BIGNÉ

NÚRIA B. BIGNÉ
19/06/2019

La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a seis años de prisión a un joven de Vilafamés por violar a una vecina. D.O.M., que tiene 19 años y contaba con 18 cuando se produjeron los hechos, deberá indemnizar a la víctima, que tenía 17, con 6.000 euros por los daños morales. El tribunal le impone, además, la medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años, contados a partir de su salida de la cárcel.

Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia dan total credibilidad al relato de la chica y califican su declaración de «extensa», «minuciosa» y «coherente». Reconocen en la sentencia, a la que ha tenido acceso Mediterráneo, que los forenses no hallaron lesiones en el reconocimiento de la chica, pero dicen que ello es «irrelevante». «Es elevada la proporción de casos de abusos o agresiones sexuales que no presentaron ninguna alteración en el examen físico», reza el citado documento judicial.

Como informó este diario tras el juicio, los dos forenses que reconocieron a la chica un día después de la denuncia explicaron que la joven estaba «alterada» mientras les relataba lo ocurrido, pero incidieron en que «no había evidencias externas» de agresión. «No tenía erosiones, arañazos, lesiones internas... Una relación anal no consentida --como la que la afectada relata-- hubiera dejado algún tipo de lesión, alguna fisura importante», informaron.

MENSAJES DE WHATSAPP 

En la sentencia se hace hincapié, asimismo, en la aportación por parte de la defensa de mensajes de Whatsapp que se intercambiaron víctima y agresor. Unas conversaciones en las que se evidenciaban comentarios de contenido sexual entre ambos y en los que se hablaba de quedar. «Los comentarios del acusado son, en su mayoría, de contenido sexual. Ella va dando largas y él se enfada», concluyen los magistrados tras analizarlos, incidiendo en que el procesado «lo único que pretende es tener relaciones con la menor».

El tribunal destaca, asimismo, que cuando el joven fue detenido no se mostró sorprendido. «Es significativa esta actitud, ya que al ser arrestado solo preguntó si ella estaba presente; sabe que algo no ha estado bien en la relación que mantuvieron», argumenta ahora la sentencia.

LAS DECLARACIONES 

La víctima declaró tras un parabán y mantuvo que las relaciones que tuvieron en casa del procesado el 13 de noviembre del 2017 no fueron consentidas. «Le dije que tenía pareja y que no quería. Él intentaba besarme y yo apartaba la cara, pero le dio igual. Me violó y luego me escupió», relató la chica, a preguntas del fiscal. En la vista estuvo presente el profesor al que ella le contó la violación. «Rompió a llorar y no dio detalles. Me pareció creíble», afirmó.

D.O.M., por su parte, negó que hubiera ejercido violencia sobre la denunciante. «Ya nos habíamos acostado antes y ese día volvió a pasar. Todo fue voluntario», declaró el ya condenado.