+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

SUCESOS

Confirman 13 años de cárcel para el violador de una chica de Onda

El autor, de 33 años, emborrachó a la joven de 18 años en un bar para después poder abusar de ella y la dejó desnuda y con lesiones en una gasolinera

 

El acusado, Muhammad Imran, sentado en el banquillo delante del tribunal de la Audiencia de Castellón. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
21/03/2017

La sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la condena a un vecino de Onda, Muhammad Imran, de 33 años y de origen marroquí, por violar a una chica de esta localidad, de 18 años, a la que emborrachó previamente. Tras el ataque sexual el ahora condenado la llevó hasta una gasolinera, donde la abandonó, dejándola tirada en el suelo, completamente desnuda.

El alto órgano judicial ratifica la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Castellón en su integridad, que conllevaba también una indemnización a la víctima de 20.000 euros por los daños morales ocasionados.

Tal y como se desprende de los hechos probados, el hombre, sobre las 20.14 horas del 28 de enero del 2014, se personó en el bar Colonial de Onda, con la víctima y un amigo de esta. Les invitó a varias consumiciones de alcohol. Cuando el amigo se marchó, los dos se quedaron en la terraza del bar y el procesado siguió ofreciéndole bebidas alcohólicas.

AVISO // A las 22.00 horas, el hombre y la chica se levantaron de la mesa, pero ella se cayó al suelo porque iba ebria, por lo que delante de varios testigos la llevó a rastras hasta su coche, estacionado en las inmediaciones. La camarera del bar, al ver la extraña relación entre ambos, se lo comunicó a la Guardia Civil.

No obstante, Muhammad se llevó a la joven en su coche hasta una zona apartada y, como reza la sentencia, aprovechándose del estado de embriaguez en que se encontraba ella, la situó en el asiento trasero, donde la desnudó y la violó varias veces. La víctima, pese a estar muy afectada por el alcohol, no paró de llorar y de suplicar en todo momento que la dejase y la llevase a su casa.

En esos momentos, la madre de la joven ya estaba muy preocupada y estuvo llamando por teléfono a todos sus amigos para conocer su paradero, sin éxito.

Después, el violador la trasladó en su coche hasta una gasolinera que hay a al entrada de la localidad, donde la dejó tirada, desnuda. La chica estaba en un estado de desorientación y llanto y no podía mantenerse en pie.

URGENCIAS // Esa misma noche la chica fue trasladada hasta el ambulatorio de Onda y después derivada al Hospital de la Plana. El médico forense apreció contusiones en las extremidades, así como lesiones ginecológicas.

Cabe recordar que la víctima declaró en el juicio, detrás de un biombo, que el acusado la violó. Su madre explicó en la sala cuando la recogió la vio «sucia, con sangre y paja en el pelo; y desnuda» como la trajo al mundo.

Clave fue el testimonio de la camarera del bar: «Su actitud era extraña porque pedía que cargara las copas con alcohol. Me llamó la atención la diferencia de edad y que él le insistiera tanto en que bebiera. Le di la matrícula del coche a la Guardia Civil».

Temas relacionados