+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

castellón 3 hoy finaliza el juicio por asesinato

Descartan que el tiro al dueño de los perros fuera accidental

La Guardia Civil no ve posible que el acusado ignorara que el arma tenía carga

 

CASTELLÓN
09/11/2016

Manuel Enrique A.A., el acusado de matar de un tiro a su vecino de Benicarló porque le molestaban los ladridos de sus perros, se enfrentó ayer a la segunda jornada del juicio por asesinato que lo ha llevado al banquillo de la Audiencia Provincial de Castellón. Los peritos de la Guardia Civil que comparecieron durante la jornada de ayer descartaron que el acusado no viera que la escopeta estaba cargada cuando la cogió para encararse con la víctima.

Los investigadores incidieron en que los cartuchos se ven al montar el arma, que estaba semiabierta cuando el procesado la cogió de la pared de su piso. «La parte trasera es de color dorado y al cerrar la escopeta se ve si tiene carga o no», explicaron los especialistas. Los agentes contradijeron así la versión de Manuel Enrique A.A., quien dijo durante su interrogatorio que solo cogió el arma de fuego «para intimidar» a sus vecinos durante una disputa y que desconocía que la misma estaba cargada en ese momento.

Por lo que respecta a la posibilidad de que el disparo mortal se efectuara accidentalmente, como sostuvo el procesado entre sollozos, los guardias civiles precisaron que es necesario efectuar una presión considerable, «de dos kilos y medio o tres en el disparador para accionar la escopeta».

Asimismo, puntualizaron que para poder realizar un tiro es necesario desbloquearla, «tirar el martillo del arma hacia atrás».

Por su parte, los forenses que realizaron la autopsia y examinaron la herida de bala a la altura del ojo del fallecido, determinaron que el tiro se produjo a una distancia de «unos 50 centímetros». Cabe recordar que Manuel Enrique A.A. dijo durante su declaración en sala que «no quería hacerle daño» al finado y que el arma «se disparó por accidente» cuando fue «a dar la vuelta en la escalera del edificio», añadió.

Manuel Enrique A.A. se enfrenta a una pena de 20 años de prisión por un presunto delito de asesinato. Hoy se celebra la última sesión del juicio con jurado popular y sus miembros deberán comenzar a deliberar, posteriormente, si consideran al acusado culpable o no de matar a su vecino intencionadamente. H

 
 
2 Comentarios
02

Por Condena justa 7:23 - 09.11.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Espero para este hombre que es juzgado hoy por última vez su condena sea justa y se tenga en cuenta el sufrimiento de una persona ante los ladridos diarios de perros encima de tu casa,ni tan siquiera poder dormir una siesta en verano.Despues de un tiempo,esto vuelve loco al mas cuerdo.Lo digo por experiencia de la cual aún despues de 15 años sigo en tratamiento pscilógico y con medicación diaria de por vida,mi caso es como el de este pobre hombre.Los perros son los que menos culpa tienen de nada,son los dueños y las Administraciones Públicas si cuando llamamos y denunciamos nos hiciesen caso y cumpliesen con su trabajocomo debiere de ser,casos como este no ocurririan.

01

Por CONFIO QUE LA JUSTICIA SEA JUSTA 7:07 - 09.11.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Asisto a los juicios,bajo mi punto de vista este hombre no actuo premeditadamente sinó es víctima de un arrebato,harto de soportar a tres perros ladrando diariamente desde la mañana, mentras los dueños estaban en la playa,sin ningun tipo de responsabilidad sobre los animales.El que ha vivido bajo esta presión diaria de vecinos con perros que dejan solos ladrando sabe lo que es esta tortura,el mas cuerdo se vuelve loco.Yo creo que cojio el rifle para intimidar y sin premeditar las consecuencias.deseo justicia para el,un ser humano.