+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

INVESTIGACIÓN DEL DOBLE CRIMEN

El descuartizador de València escribía novelas de crímenes

El subinspector Gámez, despedido con honores en la catedral

 

Compañeros del subinspector Gámez trasladan a hombros su féretro. - EFE

REDACCIÓN // EFE
15/09/2017

Pierre Danilo Larancuent, el hombre que mató y descuartizó a Alberto Enrique V.F y asesinó al subinspector de la Policía Nacional Blas Gámez cuando investigaba el crimen esta semana, escribió una novela titulada Con la muerte por sombra. Danilo redactó el libro en el verano del 2013, mientras se encontraba en la prisión sueca de alta seguridad Kumlaanstalten, donde ingresó en el 2004 para cumplir una pena de 14 años por tráfico de drogas, informó ayer el diario Levante. Durante este tiempo, entabló relación con el preso Ricard AR Nilsson, condenado en el año 2000 a cadena perpetua por asesinar a tres hombres, y ambos terminaron escribiendo la obra juntos.

El protagonista de Con la muerte por sombra es un psicópata que mata a sus víctimas con un cuchillo, el mismo método que utilizó Danilo para sesgar la vida del policía y, según parece, también la de Alberto Enrique, un peluquero con el que tenía una relación.

FUNERAL 

Por otra parte, el subinspector de Homicidios Blas Gámez, muerto el pasado martes en acto de servicio, fue despedido ayer con honores en un multitudinario funeral celebrado en la catedral de València.

Familiares y amigos del agente fallecido, compañeros, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de las fuerzas armadas, así como autoridades judiciales, políticas e institucionales llenaron la Seo valenciana para dar el último adiós a Gámez. El féretro con los restos mortales del subinspector fue escoltado por agentes de la Policía Nacional y Local y junto a cinco vehículos que portaban las coronas de flores.

Entre los aplausos de las decenas de ciudadanos que observaban el emotivo acto, los familiares y amigos del subinspector accedieron al interior de la catedral para asistir al funeral.

El subinspector Gámez, de 51 años, falleció el martes sobre las dos de la tarde cuando, acompañado de otros agentes y dentro de la investigación abierta tras el hallazgo de una bolsa con restos humanos, se dirigió una vivienda de València. Cuando entraban en el portal bajó un hombre al que intentaron identificar y «sin mediar palabra» sacó un cuchillo y le agredió, y para repeler la agresión los otros policías le dispararon. En el enfrentamiento murieron el policía y a su agresor.

Temas relacionados