+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

ROBOS EN LA RED

Detenido un hombre de l'Alcora por dos estafas bancarias de casi 11.000 euros a través de internet

Los delitos habrían sido cometidos a dos hombres, uno de l'Alcora, cuya cantidad estafada fue de 5.800 euros, y el otro, con residencia en Utrera (Sevilla), denunció la sustracción de 5.000 euros

 

Detenido un hombre de l'Alcora por dos estafas bancarias de casi 11.000 euros a través de internet. - MEDITERRÁNEO

ISMAEL MATEU / CASTELLÓN
03/09/2020

La Guardia Civil de l'Alcora ha informado este jueves sobre la detención de un hombre de 41 años por su presunta participación en dos delitos de estafa bancaria de 10.800 euros a través de internet. Los delitos habrían sido cometidos a dos hombres, uno de ellos vecino de l'Alcora, cuya cantidad estafada fue de 5.800 euros, y el otro, con residencia en Utrera (Sevilla), denunció la sustracción de 5.000 euros de su cuenta bancaria. Ambas denuncias fueron interpuestas el pasado mes de junio en sus respectivas localidades.

A partir de una investigación, agentes de Castellón comprobaron que ambas estafas bancarias se hicieron de idéntica forma, ya que el supuesto autor, tras ponerse en contacto telefónico con los perjudicados, se hacía pasar por empleado de una conocida empresa e informaba de la supuesta caducidad de la licencia de soporte software.

En este sentido, el ahora detenido les solicitaba los datos de la tarjeta de crédito para realizar un pago de 12 euros como coste de la renovación de la misma.

Una vez efectuado el cargo, y para poder continuar con la renovación, les indicaba que debía acceder mediante control remoto a sus ordenadores y, de esta forma, lograba tener acceso a las cuentas y claves bancarias de los denunciantes.

Después de estos hechos, los perjudicados comenzaron a recibir cobros de diferentes cantidades de dinero, ascendiendo las mismas a más de 10.000 euros, según informa este jueves la Guardia Civil.

El origen del supuesto fraude parte de que el estafador se vale de técnicas de ingeniería social, haciéndose pasar por personal de una empresa de confianza y conseguir mediante engaño el control de los datos personales de sus víctimas, así como la información de cuentas y contraseñas bancarias.

La Guardia Civil comprobó que la titularidad de la cuenta donde se recibían los ingresos de las supuestas estafas no correspondían con la empresa indicada por los damnificados, averiguando así la identidad y localización del supuesto autor de los hechos, que finalmente fue detenido.

Temas relacionados