+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VÍCTIMA Y AGRESOR SON VECINOS DE BURRIANA

Detenido por maltratar y amenazar con matar a su madre de 80 años

La anciana lo denuncia tras decirle él: «Te cortaré el cuello como a las gallinas». La mujer asegura vivir atemorizada y muestra puertas rotas en su domicilio

 

La Guardia Civil investiga los presuntos malos tratos domésticos denunciados por la anciana de Burriana. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ nbalaguer@epmediterraneo.com CASTELLÓN
14/09/2018

Una vecina de Burriana, de 80 años, asegura vivir atemorizada por los malos tratos y amenazas de muerte a los que su hijo, presuntamente, la somete. La mujer lo ha denunciado ante la Guardia Civil, tras sufrir un episodio violento en el que tuvieron que intervenir varios agentes. Una situación que concluyó hace unos días con la detención del susodicho, de 50 años.

La afectada tuvo que acudir al Centro de Salud de Burriana para recibir asistencia sanitaria después de un altercado doméstico reciente con el arrestado, en el que, supuestamente, él la zarandeó con fuerza y amenazó con quitarle la vida. Aunque sus lesiones eran leves físicamente, presentaba un importante estado de nervios y pánico.

La anciana asegura que su hijo le dijo que le «cortaría el cuello como a las gallinas», que le iba a «reventar la cabeza» y la llamó «hija de puta». No era la primera vez que, según la mujer, se producían hechos como estos.

Y es que a principios del mes de agosto ya interpuso otra denuncia contra su familiar. Entonces, contó a los agentes que el hombre se había puesto muy agresivo con ella, la había cogido fuertemente por los hombros, zarandeado y que, a continuación, dio un puñetazo a una de las puertas del domicilio, rompiéndola y dejando agujeros y daños visibles.

El detenido, que está acusado de un delito de malos tratos en el ámbito doméstico, vive con su madre desde que se separara hace unos años. Sin embargo, la mujer no quiere que resida con ella por su violencia. Así lo ha manifestado la afectada a los guardias civiles, alegando que siente miedo hacia su hijo y que teme que pueda acabar con su vida en alguno de sus brotes agresivos.

SOLICITA PROTECCIÓN

Según ha podido saber este diario, tras el último episodio violento en el domicilio, el hombre fue arrestado, pero se negó a declarar. La mujer, que ese día se encerró en su habitación y pidió ayuda telefónica, solicitó protección por temor a posibles represalias.