+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

OPERACIÓN SANDY

Detenidos en Madrid por robar a camioneros

Algunas de las sustracciones fueron realizadas en Valencia

 

EFE
09/11/2016

La Guardia Civil desarticuló, con la detención de seis personas, dos bandas especializadas en robos a transportistas en áreas de descanso de toda España, normalmente aprovechando que dormían, para luego vender la mercancía.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, informó ayer del resultado de la denominada operación Sandy junto a los mandos de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Se trata de dos clanes familiares diferentes pero que han sido desarticulados a la vez en Madrid. Uno estaba especializado en agujerear las lonas de los camiones para robar en su interior, mientras que el otro se llevaba el camión entero.

En la operación se han recuperado un total de 600.000 euros, la mitad de ellos en mercancía procedente de robos perpetrados en Valencia, Toledo y las localidades madrileñas de Perales de Tajuña, Fuentidueña de Tajo y Getafe. La otra mitad corresponde al valor de los camiones sustraídos.

La investigación comenzó el pasado mes de enero, cuando agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil identificaron a los ocupantes de un camión que no tenían el seguro obligatorio ni los documentos de la Inspección Técnica de Vehículos. Además los ocupantes no pudieron acreditar la legitimidad de la carga que portaban: 106 cajas de aceite de automoción.

VARIAS DENUNCIAS // Los datos se pasaron al Equipo de Policía Judicial de Arganda del Rey, que confirmó que la carga era robada y estudió varias denuncias interpuestas en la Comunidad de Madrid por robos a transportistas en áreas de descanso. Los investigadores averiguaron que una banda aprovechaba los descansos de los camioneros durante la noche para ir hasta el área donde tenían aparcados los camiones.

Tras seleccionar la carga mediante la práctica de un agujero en la lona del camión, rompían el precinto y en pocos minutos lograban sustraer la carga. Solía entrar al camión el miembro más delgado del grupo.

Durante la investigación, los agentes comprobaron la existencia de otro grupo que se dedicaba a robar a transportistas pero con otro modus operandi: sustraían el vehículo completo, tanto la cabeza como el remolque, y lo dejaban enfriar unos días en aparcamientos públicos para comprobar que no era localizado. H