+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

Alerta entre los dueños de los canes

Disparan perdigones contra algunos perros en Benicarló

Al parecer, es un individuo al que le molestan los ladridos de los animales

 

REDACCIÓN
29/11/2012

Los dueños de perros de algunas zonas de Benicarló están en alerta. La Guardia Civil está investigando el disparo de perdigones contra algunos canes e, incluso, contra viviendas con mascotas.

De hecho, la Policía Local de Benicarló recibió ayer un aviso de un vecino de la Partida Solaes, alertando de que había escuchado un disparo de escopeta. Una patrulla se desplazó al lugar, donde comprobó que un balín de plomillo había entrado por la ventana de la cocina de una vivienda adosada. Tras la denuncia vecinal, el caso fue puesto en manos de la Guardia Civil, que está realizando las investigaciones oportunas.

Lo que en principio parecía ser una disputa entre vecinos, ha sacado a la luz un hecho preocupante que viene repitiéndose en las últimas semanas. Residentes de la avenida Papa Luna y de la partida Solaes, propietarios de perros, han recibido notas amenazantes, de las que se desconoce su autoría, pero todo apuntan a que podría tratarse de un vecino que vive en la zona al que los ladridos de los animales le causan molestias.

 

PRESUNTO INTIMIDADOR // En lugar de presentar una denuncia a la policía, que es el cauce normal, el supuesto intimidador prefiere mantenerse en el anonimato y ha decidido atemorizar a los dueños de los animales, amenazando en sus escritos con matar, o incluso quemar, a sus mascotas, y así rezan algunas de las amenazas remitidas de forma anónima a los propietarios de los canes.

Tratándose de zonas residenciales, donde abundan los chalets, viviendas unifamiliares y adosados con jardín, hay muchos vecinos que poseen perros y ha empezado a cundir la alarma. Sin embargo, a pesar de las amenazas, parece ser que el autor de las mismas, solo tiene intención de asustar a los dueños de las mascotas y no de poner fin a la vida de los animales, aunque ha utilizado balines de plomillo o flechas de juguete para atentar contra los perros. De hecho, hace dos semanas, un perro resultó herido por el disparo de una de las flechas de juguete, que había sido afilada manualmente, según ha sabido Mediterráneo. H