+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

INGRESa EN LA UNIDAD DE SALUD MENTAL DEL HOSPITAL PROVINCIAL DE CASTELLÓN

El encapuchado de Mascarell es inimputable

Un juzgado lo declaró incapaz por su estado mental

 

El encapuchado de Mascarell es inimputable -

YOLANDA TENA SOLA-VERA
11/03/2017

El vecino de la pedanía de Mascarell (Nules) que el domingo pasado atacó presuntamente a dos mujeres de la Vilavella a la salida de una discoteca de Nules cuando ellas esperaban un taxi y les hizo numerosos cortes con un objeto cortante, ingresó ayer en la unidad de Salud Mental (psiquiátrico) del Hospital Provincial de Castellón por orden judicial, informaron al diario Mediterráneo fuentes cercanas al caso.

Se da la circunstancia de que el hombre, que responde a las iniciales T.M.P.P. es inimputable, y así lo dictaminó en el año 2013 un juez que lo declaró incapaz, dado el trastorno mental grave que padece desde hace años.

Las mismas fuentes detallaron que su estado mental le impide ser consciente del daño que ha causado. Y es que si bien la inimputabilidad excluye la responsabilidad legal, no impide la posibilidad de imposición de medidas de seguridad, como es su tratamiento en un psiquiátrico, ya que su anormalidad psíquica puede delatar una personalidad peligrosa, razón por la cual la ley prevé estas condiciones para evitar que vuelva a suceder.

SE ESCAPÓ DE CASA // Tal y como explicaron a Mediterráneo personas próximas a la investigación, T.M.P.P. permanece desde hace años interno de lunes a viernes en una residencia, donde es tratado de su enfermedad. No obstante, los fines de semana duerme en casa, con sus padres, en la pedanía de Mascarell.

El domingo de madrugada, remarcaron, presuntamente «se escapó de casa sobre las 4.00 horas, sin que sus familiares se dieran cuenta y fue a las 5.00 horas cuando, supuestamente, cometió el ataque contra estas dos mujeres en Nules». Después, afirmaron, regresó a su casa y se volvió a meter en la cama, sin que su familia, al día siguiente, sospechara lo ocurrido. Incluso salieron a pasear por la mañana por el mercado, como atestiguaron algunos vecinos. No obstante, la descripción que en su momento facilitó a la Guardia Civil el taxista que recogió a las chicas tras la agresión y que las llevó hasta el hospital de la Plana fue clave y pronto la Guardia Civil sospechó de T.M.P.P. Hace cuatro años ya pinchó con un objeto punzante a un anciano por la espalda, por lo que contaba con antecedentes.

El suceso ha causado gran revuelo en Mascarell y en Nules, ya que se trata de una pedanía de poco más de cien habitantes, donde todos se conocen. Con la resolución de este caso la Guardia Civil da por zanjada la incertidumbre que se había generado.