+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

EL DUEÑO DE UN BAR FUE EL PRIMERO EN AYUDAR A LAS HERIDAS

«Estaba muy oscuro; al rato vi a las 2 jóvenes en el suelo, sangrando»

 

Jamal El Haitouti, del bar La Bartreta, fue el que llamó a la ambulancia. - MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ

MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ
16/09/2017

Testigo directo del suceso y el primero en auxiliar a las víctimas fue Jamal El Haitouti, gerente del bar La Batreta. Con enteraza ayudó a las víctimas y ayer contó a Mediterráneo, muy afectado, lo ocurrido.

«Oí un estruendo y salí corriendo. Entonces vi un coche que había colisionado y había arrancado la farola», dijo, y siguió: «El conductor estaba en shock, muy pálido, pero pudo salir por su propio pie; comentó que salía de trabajar y no sabía que le había pasado».

«DOS ÁNGELES» // La falta de iluminación impidió, en un primer momento, conocer la funesta magnitud del suceso: «No vi a las dos chicas hasta un minuto después, cuando, para evitar otro posible accidente, me puse a recoger los restos del coche que habían quedado en la carretera. Al apartarlos hacia la acera fue cuando descubrí a una de las jóvenes en el suelo y, a pocos metros, estaba la otra, las dos inconscientes y sangrando, y avisé a la ambulancia», relataba Jamal, aún sobrecogido por la dantesca escena. «Parecían dos ángeles», apuntaba con tristeza. Jamal hizo énfasis en la falta de iluminación en el lugar: «Está oscuro como la boca del lobo, y entre los que estábamos, con las linternas de los móviles y los focos de los coches, alumbrábamos a los sanitarios para que pudieran hacer su trabajo».