+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

NO ERA LA PRIMERA VEZ QUE SUCEDÍA

La Generalitat asume la tutela de la menor a la que intentó violar su padre

El año pasado hubo otro posible episodio de abuso sexual y de intento de grabación oculta mientras la niña se duchaba

 

La niña fue trasladada al Hospital Clínico - WIKIPEDIA

08/08/2019

La Generalitat ha asumido la tutela de la niña de 14 años que intentó huir de su padre, que supuestamente intentó violarla, colgándose de un tendedero de un cuarto piso en València, según han informado a EFE fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

El padre de la niña, de 38 años, fue detenido la noche del pasado martes por la Policía Local de València como presunto autor de un delito sexual sobre su hija, que escapó por la ventana para pedir auxilio.

Según las fuentes policiales, no era la primera vez que sucedía, ya que, al parecer, el año pasado hubo otro posible episodio de abuso sexual y de intento de grabación oculta mientras la menor se duchaba con su hermana, y aunque no lo denunció en su día por miedo, llegó a dormir con unas tijeras bajo la almohada.

En la noche del pasado martes, los Agentes de la séptima Unidad de Distrito Maritím y la Unidad de Convivencia y Seguridad de la Policía Local de València llegaron a la vivienda en el momento en que los vecinos intentaban romper la puerta para auxiliar a la menor.

En el interior de la misma rescataron a la menor y a sus dos hermanos pequeños, y la niña de 14 años fue atendida por el SAMU y trasladada al Hospital Clínico acompañada por una agente de la Policía Local.

Mientras la madre volvía al domicilio desde Altea (Alicante), los menores se quedaron a cargo de la persona autorizada por ella.

Fuentes de la Generalitat han explicado que de momento solo la niña de 14 años ha quedado bajo la tutela de la Generalitat, pero no sus hermanos menores.

El padre fue detenido y trasladado por la Policía Local a la Inspección Central de Guardia para evitar un linchamiento vecinal.