+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

tavernes de la valldigna 3 LA FÉMINAS PRESENTAN HERIDAS EN EL GLÚTEO Y EN EL ESTÓMAGO

Un hombre dispara a su expareja y su exsuegra y se acaba suicidando

El agresor, con una orden de alejamiento, tenía un hijo en común con la víctima . El fallecido intenta asesinar a las dos mujeres y se pega un tiro con una escopeta

 

Miembros de los servicios funerarios trasladan el cuerpo del fallecido. - EFE/NATXO FRANCÉS

EFE
27/07/2017

Nuevo caso de violencia de género. Si el pasado lunes el Congreso aprobaba por unanimidad un Pacto de Estado contra el maltrato, Tavernes de la Valldigna (Valencia) fue testigo de cuánto trabajo queda todavía para erradicar la lacra de las agresiones sexistas. En el episodio de ayer, un hombre de 35 años se pegó un tiro con una escopeta después de intentar asesinar a su expareja y su exsuegra, a las que disparó e hirió de gravedad.

El suceso ocurrió alrededor de las 15.30 horas en el bajo de un inmueble propiedad de los antiguos suegros del fallecido, situado en las proximidades de la playa de esta localidad costera, en la comarca de la Safor.

Según apuntan los primeros indicios de las investigaciones, el agresor se presentó en el local de los padres de su ex y, una vez en el interior, disparó una escopeta, primero a su exmujer y luego a su exsuegra, para después suicidarse propinándose a sí mismo un balazo con el mismo arma.

Las dos mujeres, que se encuentran en estado grave tras recibir disparos de escopeta, fueron trasladadas a sendos centros hospitalarios, una de ellas, de 29 años, al Hospital La Fe de Valencia con un tiro en el glúteo; y la otra, de 52, al Francisco de Borja de Gandia con una herida en el estómago.

Al parecer, el matrimonio compartía un hijo en común y el hombre tenía una orden de alejamiento dictada por la autoridad judicial desde hace unos meses.

ADVERTENCIA // Tras el intento de homicidio, asociaciones feministas reiteraron que el presupuesto para combatir la violencia machista es insuficiente. Y se remitieron a los datos. «Que más de 800 mujeres hayan sido asesinadas a manos de hombres desde la aprobación de la ley contra la violencia de género en el 2004 exige una respuesta eficaz y a la altura de la barbarie que se está cometiendo», aseguraron desde varios colectivos, quienes tachan de «irrisoria» la dotación de 1.000 millones de euros en cinco años para contrarrestar esta lacra.