+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

en la avenida constitución

Intentan arrancar un cajero con una cadena atada a un coche en Nules

Huyen sin conseguir llevarse el botín y la Guardia Civil investiga la autoría. Los ladrones emplean la fuerza bruta en su robo y revientan la puerta del banco

 

Los ladrones destrozaron la puerta de cristal en su intento por robar. - MIGUEL MORA

CASTELLÓN
03/01/2017

Por la fuerza bruta, causando importantes daños y un gran estruendo. La Guardia Civil investiga el intento de robo cometido en la madrugada de ayer en un cajero automático de Nules, donde autores todavía desconocidos quisieron arrancar el expendedor de moneda, atándolo a un vehículo y acelerando el coche.

El objetivo de los ladrones no era otro que el de extraer la carcasa para lograr llegar hasta la caja fuerte del cajero y llevársela. Sin embargo, no lo lograron.

Era sobre la 1.00 horas cuando un fuerte ruido alertó a los vecinos de la avenida Constitución de Nules. Muchos creyeron, al principio, que se trataba de un accidente de tráfico o de un alunizaje. Nada más lejos de la realidad. El impacto provenía de la sucursal bancaria Caixa Rural Nules, ubicada en el número 17.

Un coche, que tenía atada, probablemente, una cadena o una cuerda muy gruesa, intentaba destrozar el cajero automático. Al acelerar el vehículo provocó, sin embargo, graves daños en la entrada de la entidad, rompiendo por completo la puerta de la sucursal y bloqueando, así, la posible salida del cajero, que quedó encajado en el interior.

Viendo imposible fugarse con el botín y temiendo ser descubiertos y detenidos, los asaltantes huyeron montados en el turismo con el que intentaban robar la caja fuerte.

Agentes de la Guardia Civil se desplazaron hasta el banco y recabaron todas las pesquisas que pudieran llevarles hasta los autores del robo frustrado. Según confirmaron ayer desde la Comandancia de la Benemérita en Castellón, el instituto armado ha iniciado una investigación para arrestar a los ladrones. Para ello, será determinante el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad del cajero o de otros establecimientos cercanos. También las posibles huellas que puedan encontrar los guardias civiles en la entidad bancaria.

La sucursal de Caixa Rural afectada se vio obligada ayer a cerrar sus puertas y así lo anunciaron con diversos carteles que informaban a los clientes de que «por causas ajenas a la entidad, la oficina permanecerá cerrada». A primera hora se realizaron las tareas de limpieza y retirada de la puerta fracturada, quedando el cajero completamente abierto. Un hecho que llamó la atención de los viandantes, que se preguntaban qué habría ocurrido.