+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

l’alcora

La justicia no ve que la patología del exalcalde de l'Alcora le impidiera abusar de dos niñas

 

El exalcalde de l’Alcora Francisco Javier Tomás Puchol (centro), a la salida del juicio, con su abogado. - - FERNANDO GIMENO

N. B. BIGNÉ CASTELLÓN
19/12/2018

Los magistrados de la Audiencia Provincial no creen que la patología alegada por el exalcalde de l’Alcora condenado por abusos sexuales a dos niñas, como avanzó ayer Mediterráneo en exclusiva, le impidiera llevar a cabo los hechos por los que fue denunciado. El popular Francisco Javier Tomás Puchol, dijo en el juicio oral sufrir una enfermedad llamada neuralgia de trigémino. Aseguró tomar una medicación que inhibe el deseo sexual, un extremo que confirmó su esposa, y para el que llevó un informe. Sin embargo, a ojos del tribunal, ese documento es «un informe con baja incidencia en los hechos por su carácter teórico».

El exalcalde de l’Alcora --en el cargo desde 1995 a 2003-- ha sido sentenciado a ocho años de prisión por dos delitos de abusos sexuales continuados y debe pagar una indemnización de 8.000 euros a cada una de las dos hermanas, de nueve y diez años, de las que abusó.

El condenado puede recurrir el fallo del máximo órgano judicial de la provincia ante el Tribunal Superior de Justucia de la Comunitat y, posteriormente, podría llevarlo al Supremo si quisiera.

El tribunal declara probado que desnudó, tocó y se rozó con una de las pequeñas y que manoseó a la otra, diciéndole que no lo contara.

Temas relacionados
 

Buscar tiempo en otra localidad