+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

SUCESOS

Juzgan a un vecino de la Vall por abuso sexual a un niño de 13 años

La víctima sufre un retraso mental y su edad es la de un menor de 7 a 8 años.

 

Dos agentes de la Guardia Civil acceden a la Ciudad de la Justicia. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
21/06/2017

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón acoge este miércoles un nuevo juicio por abusos sexuales ocurridos en la provincia. El acusado es un hombre de 40 años, vecino de la Vall d’Uixó, que responde a las iniciales J.M.M.N., a quien la Fiscalía pide cinco años de cárcel como presunto autor de un delito continuado de abuso sexual respecto de un menor de 13 años. Se da la circunstancia de que la víctima padece un moderado retraso mental y los forenses estiman que su edad en el momento de sucederse los hechos era la de un niño de apenas 7 u 8 años.

Los hechos se remontan al año 2012, cuando el agresor y la víctima se conocieron a través de la red social Facebook. Tras iniciar una amistad, ambos quedaron en diversas ocasiones en verse en la vivienda del acusado, en el municipio de la Vall d’Uixó. Fue en estas citas donde ambos mantuvieron relaciones sexuales completas, al menos tres veces, y ello con el consentimiento del menor, que entonces tenía 13 años.

Fue el compañero de piso del procesado quien dio la voz de alarma a las autoridades y alertó de que esta persona se estaba viendo con un menor de edad, al que había visto entrar y salir de la vivienda. El caso también llegó a oídos de los profesores del menor, tanto de su centro escolar como de un campamento de verano al que acudía, lugares donde el joven llegó a contar lo que había sucedido sin ningún reparo.

INFORME FORENSE

El menor fue examinado en su momento por el médico forense del Instituto de Medicina Legal de Castellón, David Vento Torres. En el análisis el experto asegura que la víctima sufre un retraso mental moderado, así como una hipersexualidad con una falta de comprensión de los conceptos abstractos y un comportamiento infantil. El forense asegura que el niño no es capaz de comprender el alcance de la conducta por la que se halla en el juzgado, ni la importancia de haber mantenido relaciones sexuales con una persona adulta de 40 años. Para la víctima, indica el especialista, todo ha sido simplemente «un juego». El forense concluye que su edad mental cuando ocurrieron los hechos era la de un niño de 7 a 8 años.

El juicio está previsto que se celebre a partir de las 10.00 horas en la sala de vistas de la Audiencia de Castellón. Están citados a declarar el acusado, la víctima (que ahora tiene 18 años y que declarará protegido detrás de un parabán), el padre del menor y otros testigos del caso, así como los médicos forenses.

El fiscal pide, además, una indemnización para el padre del chico, como representante legal, de 3.000 euros por los perjuicios sufridos por estos hechos.

Temas relacionados