+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

CASTELLÓN / ZARAGOZA YA HAY FECHA PARA EL JUICIO

Laparra se enfrentará en mayo a 11 años de cárcel por el ‘caso Pitonisa’

Acusado de realización arbitraria de propio derecho, allanamiento y amenazas graves. El juez reserva los días 20 y 22 para juzgar al que fuera presidente del CD Castellón

 

Laparra se enfrentará en mayo a 11 años de cárcel por el ‘caso Pitonisa’ -

YOLANDA TENA SOLA-VERA
17/09/2014

El juicio contra el expresidente del CD Castellón José Laparra, por el caso Pitonisa, está cada vez más cerca. El Juzgado de lo Penal 4 de Zaragoza ha reservado ya los días 20 y 22 de mayo para la celebración de la vista oral, es decir, dos años después de que Laparra irrumpiera en la casa de la vidente Lucía Martín, en Magallón (Zaragoza), para recuperar los 165.000 euros que había pagado por un conjuro de amor fallido.

Laparra se enfrentará a 11 años de cárcel que pide la acusación particular y a dos años y ocho meses que pide el fiscal, José Luis Hedo, por los delitos de realización arbitraria del propio derecho, allanamiento de morada y amenazas graves, ya que le dijo a la mujer que “le enviaría a alguien para que le partiera las piernas y la dejara paralítica”, según se desprende del escrito de la Fiscalía de Zaragoza al que ha tenido acceso Mediterráneo.

El motivo por el que el juicio se celebra tan tarde es el volumen de trabajo que arrastran los juzgados de Zaragoza. Así lo explicó a este diario uno de los letrados de la defensa, José Palacín: “Tardará en celebrarse la vista oral, pero hay que tener en cuenta el volumen de trabajo del juzgado en cuestión y el hecho de que se trata de una causa sin preso”.

Cabe recordar que los hechos, como publicó Mediterráneo en exclusiva, sucedieron el 15 de mayo del 2013. José Laparra, según el fiscal, encargó a la pitonisa Lucía Martín un conjuro para enamorar a una mujer.

 

HECHIZO DE AMOR // El hechizo consistía en lavarse con el agua de unas flores en las que había depositado unas plantas durante 40 días. Después, tenía que frotarse el cuerpo con tierra del cementerio. Como el conjuro no funcionaba, Laparra pidió a la pitonisa que le devolviera el dinero, ya que le había abonado 146.000 euros por el hechizo y otros 15.000 más por un golpe de amarre. Como la mujer se negó, este acudió con tres personas más hasta su domicilio, en Magallón, y allí le exigió el dinero por la fuerza. La Guardia Civil lo detuvo y lo metió en los calabozos 48 horas.

Para los otros acusados e implicados en el asalto a la casa de la pitonisa --dos hombres, uno de ellos de origen magrebí, y una mujer-- la acusación particular pide penas de cinco años y cinco meses de cárcel por los delitos de allanamiento de morada y robo con violencia e intimidación. H

Buscar tiempo en otra localidad