+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

SEGUIMIENTO

‘Lírico’, de la cárcel de Castelló al hospital para evaluar su estado mental

Los psiquiatras examinan al rapero tras dos altercados violentos en prisión

 

En primer plano, Lírico, junto al resto de Violadores del Verso. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
28/09/2019

El rapero David Gilaberte --conocido como Lírico y exvocalista de Violadores del Verso-- ha salido de la cárcel de Castellón I donde permanecía interno desde el pasado mes de agosto para ingresar en un hospital donde se le están realizando diversas pruebas para examinar su estado mental. Así ha podido saberlo Mediterráneo de fuentes de la prisión.

El cantante, de 42 años, lleva varias jornadas fuera de la prisión donde ya ha protagonizado dos incidentes violentos. Cabe recordar que ingresó por orden del juez a principios de agosto tras dar una presunta paliza a una mujer en la localidad de Alcossebre, donde el exartista se ha establecido desde hace un tiempo.

La joven, de 27 años y conocida de Gilaberte, acabó en la UCI del Hospital General con graves lesiones. Fue encontrada inconsciente en una zanja cercana al domicilio del vocalista.

Tras su ingreso en prisión, Lírico no tardó ni cinco días en protagonizar la primera agresión. Tal y como avanzó entonces este diario, el rapero golpeó a su compañero de celda mientras estaban viendo la televisión y en la que precisamente se hablaba de su detención. El agredido era el reo de confianza que la dirección del centro penitenciario le había asignado al cantante zaragozano de Violadores del Verso, tras aplicarle el protocolo de prevención de suicidios (PPS).

Pero este no ha sido el único incidente de Gilaberte, quien recientemente acabó en la celda de aislamiento tras un segundo ataque a otro interno. En esta segunda ocasión, la víctima acabó siendo hospitalizada. Al parecer, los funcionarios comenzaron a oír algunos gritos y, al abrir la celda, encontraron a Gilaberte pegando en la cabeza a su compañero.

PATOLOGÍAS 

Fuentes consultadas indicaron entonces que el rapero podía sufrir alguna patología sin diagnosticar y que, de hecho, había recibido tratamiento en el módulo de enfermería. Por ello, ahora se ha considerado oportuno sacarlo de prisión para realizarle pruebas en el hospital