+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

JUICIO EN LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE CASTELLÓN

Rocía a su marido con aceite hirviendo en Burriana

La Fiscalía pide libertad vigilada para la joven, diagnosticada de esquizofrenia simple y episodios psicóticos

 

La mujer, sentada ayer frente al tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
06/04/2017

Roció a su marido con aceite hirviendo, causándole graves lesiones que requirieron varias intervenciones quirúrgicas y 20 días de ingreso hospitalario en la unidad de quemados de La Fe.

Sucedió en el 2012 en Burriana, en el domicilio familiar de la avenida Mare de Déu dels Àngels, y la víctima perdonó ayer públicamente a la acusada durante el juicio que tuvo lugar en la Audiencia Provincial de Castellón, renunciando también a cualquier indemnización económica que pudiera corresponderle.

«Me quemó con aceite hirviendo, me lo tiró por la cara mientras yo estaba en la cama, pero yo la perdono porque no está bien de la cabeza», explicó el hombre al tribunal, al que pidió que se retirara la orden de alejamiento que le impide ver a su mujer, a quien dijo le gustaría visitar.

INTERNAMIENTO / La acusada, que está diagnosticada de esquizofrenia simple y episodios psicóticos, se acogió a su derecho a no declarar. En la actualidad se encuentra interna en un centro de Onda y, aunque en un principio la Fiscalía solicitaba para ella una pena de 10 años de internamiento en un psiquiátrico por los delitos de lesiones y detención ilegal, la representante del Ministerio Público modificó ayer su petición y la cambió por una medida de libertad vigilada, tratamiento médico y una orden de alejamiento durante cuatro años y medio. Además, solicita que abone a la Generalitat 48.600 € por los cuidados que requirió su marido.

Una forense dio ayer el visto bueno a que la mujer pudiera estar en un piso tutelado si está «clínicamente estabilizada» y «vigilada constantemente», pues advirtió de que las personas que sufren esquizofrenia «son impredecibles y no pueden vivir a solas bajo ningún concepto».

Temas relacionados