+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

en el termet

Muere un vila-realense de 20 años al caer desde un puente

Cristán González fue jugador del CD Castellón, el Burriana y también del Nules

 

Su fallecimiento ha conmocionado a la localidad. - MEDITERRÁNEO

RD
16/02/2020

Tragedia en Vila-real. Un joven de 20 años, Cristán González Tomás, perdía la vida en la madrugada de ayer al precipitarse desde el puente del Termet de la localidad, de unos 20 metros de altura. Su fallecimiento ha conmocionado por completo a la localidad por la juventud de la víctima, que era un gran deportista y había militado en las filas de distintos equipos de fútbol base provincial. El CD Castellón --que esta misma semana despidió a un joven aficionado de 24 años, muerto mientras jugaba un partido de pádel entre amigos en Castelló-- envió ayer su pésame a la familia de Cristán González a través de un cariñoso mensaje en Twitter. En unas líneas recordó, junto a una foto de su exjugador, que la víctima defendió la elástica albinegra en el filial y en categorías inferiores. También jugó en el Burriana y en el Nules, del que formó parte recientemente.

EL HALLAZGO 

Al parecer, el cuerpo del joven fue hallado sin vida en unos matorrales de debajo del puente. Su familia y amigos habían salido a buscarlo, ante su ausencia, y recibieron la comunicación de un testigo que dijo haber visto al chico deambulando por la zona del Termet cerca de las cuatro de la madrugada.

Sus familiares se desplazaron hasta el lugar y vieron que en el párking se encontraba el vehículo de la víctima, por lo que dieron aviso a las autoridades para pedir ayuda en su búsqueda. El dispositivo acabó por hallar el cuerpo sin vida del joven, una noticia que ha sacudido al municipio.

La Policía Nacional ha iniciado una investigación, aunque todo parece indicar que se trata de un suicidio. Las exequias fúnebres tendrán lugar hoy, a las 11.00 horas, en la capilla del Tanatorio Vila-real en una despedida que se prevé multitudinaria.