+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

los investigadores no descartan un posible caso de síndrome diógenes

Mueren tres personas en Alicante aplastadas por toneladas de ropa

Otra hija dio la voz de alarma tras ver la mano de su hermana bajo las prendas. Un matrimonio y su hija pierden la vida tras caerles encima varias estanterías

 

La hija del matrimonio, en el momento de salir de la casa, aún en pijama. - EFE

ALICANTE
29/01/2017

Un matrimonio y su hija de 12 años fallecieron ayer en Alicante tras ser aplastados o asfixiados por cientos de kilos de ropa que acumulaban en su domicilio, después de que se desplomaran sobre ellos varias de las estanterías donde la tenían almacenada.

Fuentes de la investigación explicaron que el suceso se produjo entre las 8.00 y las 9.00 horas, en una primera planta de un edificio de cuatro alturas, ubicado en el número 141 de la avenida Alcoi de la capital alicantina, aunque no fue hasta las 13.00 horas cuando otra hija del matrimonio se percató del trágico incidente.

El matrimonio fallecido está compuesto por un hombre de 50 años, y su mujer, de 49 de nacionalidad española y origen marroquí. Ambos acumulaban centenares de kilos de ropa para venderla posteriormente en diversos mercadillos de segunda mano, y tenían todas las paredes del domicilio con estanterías desde el suelo hasta el techo para almacenar las prendas.

Al parecer, las estantes se desplomaron y las víctimas quedaron sepultadas debajo de centenares de kilos de prendas.

La otra hija del matrimonio, de solo 18 años, se encontraba en una habitación contigua a la que se derrumbó y, según las mismas fuentes, no se percató de los hechos hasta que se despertó «entre las 13.00 y las 14.00 horas».

Al levantarse y encontrarse en semejante situación, la joven empezó a retirar la ropa hasta que vio entre la maraña de prendas el brazo de su hermana, por lo decidió llamar rápidamente a su tío, que fue quien alertó en última instancia a la policía.

Los agentes que acudieron al lugar encontraron los cuerpos del matrimonio y la hija sepultados, ya sin vida, cuando empezaron a retirar los centenares de kilos de ropa que había esparcidos a lo largo del inmueble.

POSIBLE SÍNDROME DIÓGENES // Según apuntó el forense que se personó en el lugar de los hechos, el fallecimiento se habría producido «entre las 8.00 y las 9.00 horas». Paralelamente, la hipótesis que baraja es que los tres miembros de la familia perecieran asfixiados o aplastados por las prendas, aunque se está a la espera de conocer los resultado de la autopsia para determinar el motivo exacto del fallecimiento.

Sin embargo, extraoficialmente, fuentes cercanas a la familia apuntaron que el matrimonio «sufría una especie de síndrome de Diógenes», puesto que «toda la ropa que encontraban por la calle se la llevaban para guardarla en casa y, después, venderla como pudieran para ganarse unos ingresos extra», explicaban.