+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

sorprendido ‘in fraganti’

Un okupa de Vinaròs resulta ser un traficante de marihuana

El aviso del dueño de la casa permite detenerlo, incautar droga y botín robado

 

Imagen de la droga aprehendida por la Guardia Civil en la casa. -

Los agentes hallaron televisores, bicicletas, ordenadores y otros objetos que podrían ser robados. -

R. D.
15/03/2019

La Guardia Civil ha detenido a un varón de 21 años como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas y hurto en Vinaròs. Los agentes tuvieron conocimiento por parte del dueño de la vivienda de que en su propiedad podía haber un okupa. Los efectivos se trasladaron al domicilio, observando que la puerta de acceso se encontraba violentada y entreabierta, por lo que tras efectuar un reconocimiento del inmueble, en una de las habitaciones vieron que había una persona y que en el suelo se encontraban también diversas bolsas con marihuana, dos básculas de precisión y una caja, conteniendo un total de 384 euros.

En otras estancias de la vivienda los guardias civiles hallaron diversos recipientes con marihuana y efectos como bicicletas, televisores, videoconsolas, torres de ordenador, un portátil, cámaras de fotos, teléfonos móviles, una mini-cadena con altavoces, discos duros, herramientas, etc..

Por todo ello, la Guardia Civil procedió a la detención del intruso, tratándose de un varón de 21 años de edad, como supuesto autor de un delito contra la salud pública (tráfico de drogas).

Continuando con las pesquisas, los efectivos de la Benemérita de Vinaròs pudieron averiguar que una de las bicicletas encontradas había sido sustraída de una autocaravana el 15 de febrero.

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil, los investigadores están realizando numerosas gestiones para poder localizar a los propietarios del resto de los objetos aprehendidos y proceder a su devolución.

Las diligencias instruidas por los agentes han sido entregadas en los juzgados de Vinaròs.