+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

el arma resulta ser de de aire comprimido, aunque en principio parecía de fuego real

Una pelea entre pescadores acaba con amenazas a punta de pistola

La escollera de la playa Casablanca es un espacio codiciado por los aficionados. La Policía Local de Almenara detiene a uno de los implicados y anuncia más control

 

La escollera de la playa Casablanca es uno de los espacios más codiciados por los pescadores de Almenara. - SÁNCHEZ

La pistola confiscda por la policía. - SÁNCHEZ

MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ
09/04/2017

La Policía Local de Almenara detuvo el sábado de madrugada en la playa Casablanca a un hombre de 56 años por un supuesto delito de amenazas graves. El individuo, que estaba pescando en una de las escolleras, presuntamente discutió con otra persona y llegó a apuntarle con una pistola que, aunque en principio parecía de fuego real, acabó siendo de aire comprimido. Al arrestado, de iniciales A. R. V., se le imputó un presunto delito de amenazas graves y fue puesto a disposición de la Guardia Civil, que continuará con las diligencias oportunas.

Los agentes fueron advertidos a las 5.40 horas del sábado de una pelea en una de los espigones de la playa Casablanca. Al llegar al lugar de los hechos detuvieron a una persona que tiene domicilio en la zona marítima pero no reside habitualmente en Almenara. Asimismo, se le incautó el arma, que resultó ser de cuarta categoría y de aire comprimido.

LUGAR MUY CODICIADO // Según pudo saber Mediterráneo de fuentes conocedoras del caso, el altercado se produjo por una cuestión de espacio en la escollera, puesto que se trata de uno de las más codiciadas para la pesca en Almenara. La falta de lugares donde plantar la caña hace que muchos aficionados tengan que hacerlo en el paseo, perdiendo de esta forma profundidad y muchas posibilidades de captura. No obstante, ayer, el conflicto fue a más y tuvo que intervenir la Policía Local.

Desde el Ayuntamiento de Almenara apuntaron que en las próximas semanas intensificarán los controles en el lugar para intentar evitar este tipo de incidentes. Y es que, pese a que la presencia de pescadores en la playa Casablanca es habitual durante todo el año, el número de aficionados crece de forma significativa durante los periodos vacacionales, pues son muchos los que tienen segundas residencias en la localidad. Durante la Semana Santa habrá controles aleatorios y se pedirán licencias.