+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL JUICIO EMPIEZA EL 6 DE JUNIO

Piden 150 años de cárcel a un clan por ordenar un asesinato en Vinaròs

El fiscal acusa a cuatro miembros de una familia de encargar la muerte de la víctima a un sicario

 

El mercadillo de Vinaròs se llenó de guardias civiles y policías locales tras la ejecución de Mariano Santiago en octubre del 2008 a plena luz del día. - MANOLO NEBOT

N.B.B.
16/05/2019

Un jurado popular analizará entre los días 6 y 11 de junio en Castelló el crimen que hace diez años se cobró la vida de Mariano Santiago, un vendedor ambulante en Vinaròs --del clan de Los Soteros-- que fue asesinado a tiros a plena luz del día en el 2008.

Seis miembros de una misma familia gitana --conocidos como Los Pelúos-- se sentarán en el banquillo de la Audiencia Provincial para enfrentarse a una pena total de 150 años de cárcel --25 cada uno de ellos--. El Ministerio Público los acusa del delito de asesinato por, presuntamente, haber contratado a un sicario para que acabara con la vida de la víctima por un ajuste de cuentas.

El autor material del crimen continúa desaparecido, según consta en el escrito de acusación de la Fiscalía Provincial. El suceso causó un gran revuelo en Vinaròs, pues el fallecido fue ejecutado a tiros a las 12.00 horas, en plena celebración del mercadillo semanal y mientras estaba trabajando en un puesto.

CÓMO SUCEDIÓ 

El hombre recibió cinco disparos --tres de ellos en el tórax--, que provocaron su muerte inmediata. Según sostiene el fiscal, uno de los procesados fue detenido tres años antes en Puçol (Valencia) con dos pistolas semiautomáticas y munición. Él y otras dos personas extranjeras llevaban un listado de nombres, direcciones y fotografías del clan de Los Soteros. En las anotaciones aparecía el citado Mariano Santiago en primer lugar.

Según sostienen la Guardia Civil y la Fiscalía, su ejecución fue un ajuste de cuentas debido a un tiroteo registrado en Sabadell (Barcelona) en el año 2003, en el que murió un integrante de Los Pelúos. Tras una larga investigación de cuatro años, los agentes localizaron y detuvieron en La Línea de la Concepción (Cádiz) y Lepe (Huelva) a los presuntos autores intelectuales. En el registro de una vivienda del clan encontraron armas y 31.200 euros.

La Fiscalía pide, además de la pena de prisión, una indemnización de 120.000 euros para la viuda de Mariano Santiago y 10.000 euros para cada uno de sus dos hijos. Está previsto que el jurado popular se constituya el próximo día 6 y que el juicio oral transcurra los días 7, 10 y 11 de junio con las declaraciones de acusados, testigos y peritos. 

Temas relacionados