+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

REPORTAJE

La Policía rastrea robos de naranjas

Controles en Castelló y Vila-real para comprobar los permisos de recolección en huertos, así como también determinar si los trabajadores tienen los permisos en regla H El año pasado la Guardia Civil destapó la actividad de un almacén ilegal en Nules

 

Recorren caminos 8 Los agentes, junto con Inspección de Trabajo, patrullan por las fincas y piden los documentos de trazabilidad para comprobar que los grupos de trabajadores tienen permisos en regla. - GABRIEL UTIEL

Recorren caminos 8 Los agentes, junto con Inspección de Trabajo, patrullan por las fincas y piden los documentos de trazabilidad para comprobar que los grupos de trabajadores tienen permisos en regla. - GABRIEL UTIEL

NÚRIA B. BIGNÉ
18/11/2019

La Policía Nacional peina huertos de naranjos de Castelló y Vila-real y realiza controles para detectar posibles robos de cítricos, en virtud del inicio de la campaña de recogida en la provincia.

Los agentes, además de solicitar los documentos de trazabilidad de los vehículos para comprobar las autorizaciones para la recolección y evitar la acción de los ladrones, colaboran también con la Inspección de Trabajo a fin de detectar a trabajadores que no tengan los papeles en regla, según informan fuentes policiales. Recientemente, los efectivos realizaron el primer control de la temporada, sin llegar a localizar irregularidades.

Los policías recorren caminos rurales y piden permisos a quienes trabajan en el campo para evitar las sustracciones de fruta. Según relatan las mismas fuentes, en la provincia se detecta cada campaña a grupos de marroquíes, rumanos o senegaleses que hacen tareas de recolección sin tener el permiso de trabajo en regla. Los empresarios que los llevan a los huertos pueden enfrentarse a un delito contra los derechos de los trabajadores por estos hechos, además de a sanciones de tipo administrativo.

Cabe recordar que el pasado año la Policía de la Generalitat intervino un total de 4.240 kilos de naranjas en una inspección en almacenes de Valencia y Castellón, que se saldó con la detención de dieciocho personas.

Durante la campaña, se efectúan inspecciones en almacenes y comprobaciones de trazabilidad de productos hortofrutícolas por parte de la Policía autonómica, la Policía Nacional, el equipo Rova de la Guardia Civil, las policías locales, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social e inspectores de varias consellerias. En 2018 los agentes encontraron en un almacén ilegal de Nules 2.300 kilos de cítricos, además de otros 460 presuntamente sustraídos, que fueron intervenidos en vehículos por parte de policías de Alzira y de la Policía Local de Algemesí. Además, localizaron a un grupo de diez trabajadores en situación irregular en Vila-real.

Las naranjas no son las únicas, ya que otros productos como algarrobas o almendras son objetivo también de los ladrones en la provincia de Castellón.