+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

además de apuñalar a su madre

Prisión para el detenido que mató a su padrastro en Palma

Se investiga si el detenido tenía sus facultades alteradas al perpetrar el crimen

 

Dos agentes de la Guardia Civil trasladan al juzgado al hombre de 27 años detenido por matar a su padrastro. - EFE

EFE
14/01/2018

La jueza de Instrucción número 3 de Palma, Martina Mora, en funciones de guardia, dictó ayer prisión provisional sin fianza para el detenido por matar a puñaladas a la pareja de su madre y herirla a ella de gravedad, en su domicilio de Costa den Blanes, en el municipio mallorquín de Calvià.

El detenido, de 27 años y origen ucraniano, pasó ayer por la mañana a las 8.50 horas a disposición judicial, conducido por la Guardia Civil a los Juzgados de Via Alemania de la ciudad.

Fue detenido el jueves por la noche por el homicidio de su padrastro, de 61 años, de nacionalidad española y por el apuñalamiento de su madre, de 46 años y de nacionalidad ucraniana que resultó herida muy grave.

La mujer fue atendida por múltiples heridas de arma blanca en el tórax y el abdomen por el 061 y trasladada en estado muy grave al Hospital Son Espases, donde fue operada de urgencia e ingresada en la UCI.

ANTECEDENTES // Según revelaron fuentes cercanas a la investigación, el homicida confeso, tiene antecedentes por violencia doméstica. Asimismo, se está investigando si el sospechoso tenía sus facultades alteradas o cuál era su estado mental en el momento de cometer el crimen, puesto que, al parecer, el joven era conocido en los círculos policiales por ser una persona sumamente conflictiva. Algunas fuentes apuntan, incluso, que el arrestado podría tener una orden de alejamiento.

Otro foco de la investigación que sigue abierto y que todavía no ha sido esclarecido son los motivos por los que el joven decidió atacar a cuchilladas a su madre y a la pareja de su progenitora.

Dos días después de lo sucedido, los vecinos la calle Santa Lavinia de Costa den Blanes del municipio de Calvià aún no dan crédito de la barbarie que se vivió a unos escasos metros de sus casas. Pese a la sorpresa por «la atrocidad de los actos», conocidos del agresor coinciden en su carácter «temperamental e irascible».