+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

AGRESIÓN MORTAL

A prisión dos indigentes por matar a golpes a otro por una garrafa de agua

Uno de los agresores trasladó el cuerpo de la víctima a un banco de hormigón al ver que había fallecido

 

Fotografía de archivo de la Audiencia Provincial de Alicante - EP

Redacción
14/09/2020

Dos indigentes de 52 y 46 años, de nacionalidad ucraniana, han sido condenados a cinco y dos años y medio de prisión por matar a golpes a un tercero en una discusión por una garrafa de agua para el aseo personal en los bajos de un edificio de Torrevieja (Alicante).

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la sección Séptima de la Audiencia Provincial de Alicante, con sede en Elche, ha aceptado el acuerdo de conformidad alcanzado entre la acusación y las defensas.

El Tribunal aprecia la atenuante de embriaguez para ambos penados y, para uno de ellos, también la de dilaciones indebidas. Los dos condenados indemnizarán de forma conjunta con 10.000 euros a quien acredite ser allegado de primer grado o cónyuge del fallecido, de 48 años.

Antes de comenzar el juicio, que se iba a celebrar mediante el procedimiento del jurado, el ministerio fiscal, los acusados y sus letrados comparecieron ante el magistrado presidente del tribunal y le comunicaron que no era necesaria la formación del jurado popular debido a que habían mostrado su conformidad con la calificación del fiscal, por lo que existía un acuerdo sobre los hechos, el delito y las penas solicitadas para cada condenado.

Los hechos sucedieron sobre las cinco de la tarde del 26 de mayo de 2011 en los bajos de un edificio en construcción de Torrevieja en el que condenados y víctima se alojaban, cuando se produjo entre ellos una discusión por una garrafa de agua que usaban para su aseo personal.

Durante la pelea, uno de los agresores le pegó varios puñetazos en la cara a la víctima, de 48 años, y le derribó mientras que, una vez en el suelo, le propinó una patada en la cara.

El otro condenado le dio un fuerte golpe en el pecho con la intención de acabar con su vida.

De madrugada, uno de los agresores comprobó que el hombre había fallecido y trasladó el cuerpo a un banco de hormigón cercano al lugar en el que pasaban la noche.

El informe forense revela que la víctima murió entre la una y las tres de la madrugada a causa de un hematoma provocado por un traumatismo craneoencefálico.