+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

CONDENADO A SEIS AÑOS

A prisión por recibir en su casa de Viver siete kilos de cocaína

El cargamento de droga llegó desde Colombia, camuflado entre panela

 

Dos agentes de la Guardia Civil, de servicio en el aeropuerto Madrid-Barajas en una imagen de archivo. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
29/07/2020

Seis años de prisión y el pago de una multa de 980.000 euros. Es la condena impuesta por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón a un vecino de Viver que dio la dirección de su domicilio familiar para recibir un cargamento de cocaína procedente de Colombia camuflado entre paquetes de panela (un edulcorante o dulce típico de la gastronomía de muchos países en América latina y Asia).

La droga fue detectada en el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde la unidad de fiscal de la Guardia Civil investigó en febrero del 2019 un envío procedente de Colombia con un peso de 1.000 kilos, distribuidos en 50 cajas de cartón. Cada una de ellas contenía 40 bolsas con 500 gramos de una sustancia que decía ser panela, pero que presentaba una densidad y un color metálico que no se correspondía con ese producto.

TEST

Los agentes sometieron a examen la carga y la pasaron por el escáner de rayos X. El laboratorio de vigilancia de aduanas realizó un test de drogas para comprobar si existía alguna sustancia oculta y el análisis arrojó positivo en cocaína. La mercancía quedó retenida y custodiada en el aeropuerto, y el Juzgado de Instrucción 7 de Madrid, en funciones de guardia, autorizó la apertura de las bolsas de panela para su análisis y sustitución de la droga por material inocuo. Agentes de la Guardia Civil realizaron el proceso, extrayendo 6,82 kilos de cocaína pura, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario.
Una vez sustituidas las sustancias estupefacientes se procedió a hacer la entrega controlada en el domicilio del condenado, sito en la calle Villalonga Monforte.

La mercancía se recibió sobre las 14.00 horas del 13 de febrero del 2019, procediendo a la detención del vecino de Viver en ese mismo momento, quien carecía de antecedentes. El Juzgado de Instrucción número 1 de Segorbe acordó su ingreso en prisión.

Los hechos relatados son constitutivos de un delito contra la salud pública por sustancia que causa grave daño a la salud. La Fiscalía pedía una pena de nueve años de prisión, mientras que la defensa solicitó la libre absolución. El abogado del procesado pidió que se consideraran los hechos en grado de tentativa y afirmó que la cantidad de droga aprehendida es inferior a la considerada como de notoria importancia.

El tribunal considera que el acusado colaboró y prestó su consentimiento para la recepción de la mercancía. Los magistrados hacen referencia a conversaciones suyas por teléfono y mensajes de WhatsApp intervenidos. El acusado se negó a hablar durante la instrucción de la causa para luego decir que le engañaron, una versión que no creen los jueces.