+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

Es un vecino de alicante que se alimentó sólo de algarrobas

Rescatado de una cueva de Borriol tras pasar 5 días herido y sin agua

La Policía Local lo auxilió y lo llevó a la ambulancia, que lo trasladó al General . Unos excursionistas lo localizaron con un pie fracturado y la ropa desgarrada

 

Imagen de la Cova de les Ferreries, el paraje donde fue localizado. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
14/02/2017

Con una fractura en el pie, heridas en los brazos, en las piernas y en la cabeza, con la ropa desgarrada, sin teléfono, ni agua, ni comida. Así se encontraron el sábado unos excursionistas a un vecino de Alicante, que responde a las iniciales C.A., que llevaba refugiado cinco días en una cueva del paraje de les Ferreries de Borriol. El hombre, que apenas podía moverse, tuvo que ser rescatado por la Policía Local. Los agentes lograron trasladarlo hasta donde se encontraba la ambulancia, que lo llevó rápidamente al Hospital General de Castellón, donde ayer continuaba ingresado, informaron a Mediterráneo fuentes conocedoras del suceso.

Los hechos ocurrieron el sábado a mediodía. Un grupo de personas estaba practicando senderismo por este conocido paraje, cuando, en un momento dado, escucharon que un hombre pedía auxilio. Al aproximarse hasta la cueva desde donde salían los gritos se percataron de que había una persona malherida. Al ver su lamentable estado, avisaron de inmediato al teléfono de Emergencias 112 de la Generalitat valenciana, que dio aviso urgente a una ambulancia y a la Policía Local de Borriol. Una patrulla se aproximó hasta la zona para auxiliar al herido y poder trasladarlo hasta la ambulancia, que aguardaba en un camino cercano, ya que el lugar es muy abrupto y de difícil acceso.

La Policía Local preguntó al afectado qué hacía allí y este les relató que llevaba cinco días cobijado en esa cueva de Borriol después de precipitarse por un terraplén y fracturarse un pie.

COMÍA ALGARROBAS // El alicantino contó a los agentes que no llevaba teléfono móvil encima y que apenas podía moverse para pedir auxilio, que no tenía agua ni comida y que había pasado los días a la intemperie alimentándose tan solo de algarrobas. Los policías, además, apreciaron que presentaba signos de desorientación, deshidratación y desnutrición. El hombre tampoco llevaba documentación encima.

Fue una unidad del SAMU la que lo trasladó hasta el General, donde ingresó. Por el momento, no han trascendido más detalles de este extraño suceso.

 
 
1 Comentario
01

Por yo 13:44 - 14.02.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues esa cueva esta a escasos 20 metros de una pista muy transitada no entiendo como no se quedo en la misma.