+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

COMPONENTES DE UNA FAMILIA DE PERÚ, VECINOS DE CASTELLÓN, SALIERON ILESOS

Rescatan a 4 personas atrapadas en el coche junto al río en Fanzara

Los bomberos liberaron del vehículo a tres mujeres y a un joven con síndrome de down . El vehículo patinó y se quedó encallado en un cañaveral junto al cauce del río Mijares

 

NADAL ESCRIG
25/07/2016

Finalmente todo quedó en un susto, con cuatro personas atrapadas en su coche entre cañas junto al río Mijares en Fanzara, pero las imágenes podían hacer presagiar algo más grave. Pudieron ser rescatadas ilesas por los bomberos, aunque fueron trasladadas al centro de salud de Onda y al Hospital General para observación, según informó el SIAB.

El accidente ocurrió hacia las 15.00 horas cuando tres mujeres (una de ellas mayor) y un joven con síndrome de down salían de la zona de baño del río Mijares, en el molino Bota de Fanzara. En la última cuesta de tierra antes de acceder al camino asfaltado y a la carretera, el coche les patinó y se fue hacia atrás, adentrándose en un pequeño barranco con cañar. Llamaron al servicio de Emergencias y les indicaron que se encontraban bien, pero no podían salir del vehículo.

Rápidamente acudieron hasta allí la alcaldesa, Ana Pastor Martínez, una patrulla de la Guardia Civil y tres dotaciones de bomberos del parque de voluntarios Espadán-Mijares, con sede en Onda, y los profesionales de Nules.

Según comentó la alcaldesa a Mediterráneo, “en principio el coche no se distinguía entre las cañas”, tal era su frondosidad. Al localizarlo, un vecino del pueblo les iba indicando el camino de acceso al molino Bota, situado a la salida de Fanzara hacia Vallat por la carretera CV-194.

Los bomberos tuvieron que cortar antes que nada varias cañas para poder acceder al vehículo. El primero en ser rescatado, hacia las 15.45 horas, fue el joven con síndrome de down, que era presa de un ataque de nervios. A continuación, salió un perro de la familia e inmediatamente la mujer más mayor. La tercera fue la madre y la última, la chica más joven. Se sentaron a la sombra de un árbol para reanimarse, mientras que bomberos y Guardia Civil se aseguraban de que se encontraban bien. Poco antes de las 16.00 horas llegó la ambulancia.

Tras un primer reconocimiento, dos personas fueron trasladadas al centro de salud de Onda para un análisis más exhaustivo y a las otras dos las llevaron al Hospital General para una observación más a fondo para descartar cualquier tipo de secuela. H