+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

benicarló entran por la fuerza y huyen con éxito

Roban 6.000 euros tras reventar la caja fuerte de una inmobiliaria

Los asaltantes utilizaban una botella de aire comprimido de alta presión y combustible . Detienen a los cinco ladrones, tres hombres y dos mujeres, integrantes de una banda

 

Algunos de los objetos confiscados a los detenidos. - GUARDIA CIVIL

C. R.
26/08/2016

Agentes de la Guardia Civil han detenido a cinco integrantes de una banda, tres hombres y dos mujeres, de 22 a 31 años, como presuntos autores del asalto a una inmobiliaria de Benicarló.

La actuación se inició a raíz de una denuncia presentada en el cuartel de la Benemérita en Benicarló. En ella, el propietario de un negocio de gestión de viviendas denunciaba que varios individuos habían accedido por la fuerza durante la noche a su establecimiento, sustrayendo una caja fuerte que contenía una cantidad superior a 6.000 euros.

Por dicho motivo, los agentes iniciaron una investigación para esclarecer el robo. Con las pesquisas, lograron identificar y localizar a los presuntos autores, que resultaró ser un grupo organizado y estar en posesión de diverso instrumental para acometer los asaltos por la fuerza.

A los detenidos se les requisó una botella de oxígeno comprimido de alta presión (normalmente utilizada como acelerante de inflamable), una botella de combustible, en concreto, acetileno; una lanza térmica, utilizada presumiblemente para forzar la caja fuerte, y diversas herramientas utilizadas para perpetrar el robo. Los cinco detenidos, junto con las diligencias instruidas, han pasado a disposición del Juzgado número 5 de Vinaròs.

atracos // Las cajas fuertes son la principal presa de las bandas organizadas que se dedican a perpetrar atracos violentos en negocios, domicilios o bancos. Sin embargo, no resulta ni mucho menos sencillo acceder a ellas. Con frecuencia, los ladrones se dan a la fuga sin llegar a lograr el botín que albergan. Eso fue justamente lo que sucedió en el último atraco a una entidad bancaria de la provincia, la oficina de Cajamar, en Sant Mateu.

Los dos asaltantes, que entraron armados con pistolas, consiguieron llevarse unos 4.000 euros de la ventanilla, pero, al saber que, por seguridad, la caja fuerte no se abriría hasta una hora después de solicitarlo, se marcharon a la carrera. Y es que el miedo a ser pillado por la policía o a que suene la alarma juega en contra de los delincuentes. H