+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el hombre es de nacionalidad albanesa

El Supremo revoca la expulsión de un ‘narco’ de la heroína de Castellón

El tribunal dice ahora que su arraigo en Europa hace inapropiada la medida. La Audiencia le impuso 6 años y suplió parte de la pena por su marcha del país

 

La Audiencia condenó al hombre a cárcel y una multa de 850.000 euros. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
29/01/2018

El Tribunal Supremo (TS) ha revocado la expulsión de España de un traficante de drogas que fue condenado a seis años y medio de prisión y a una multa de 850.000 euros por la Audiencia Provincial después de ser detenido con 14 kilos de heroína en la provincia. El tribunal castellonense decretó su marcha forzosa del país, tras recibir oficio favorable procedente de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, pero esta decisión fue recurrida por el narco, que alega ahora arraigo y una oferta de trabajo para conseguir quedarse en España.

El TS ha estimado su recurso, en el que su defensa advierte que, aunque el condenado es de nacionalidad albanesa, no tiene ningún lazo familiar con ese país. Además, alega que desde hace una década el sentenciado mantiene una relación sentimental en Italia, donde reside de forma legal y permanente y donde también viven sus padres.

El letrado pone de relieve en su recurso que su representado tiene posibilidad de acceder, cuando salga de prisión, a un contrato de trabajo indefinido para ejercer como electricista y que «no supone ningún riesgo para la seguridad pública». Y es que la defensa considera la medida de la expulsión decretada «desproporcionada» y recuerda, especialmente, que la misma puede adoptarse, según la legalidad, cuando el expulsado es una persona en situación irregular, una circunstancia que no se da en el presente caso.

LOS HECHOS / Los hechos por los que el susodicho fue condenado tuvieron lugar en Burriana, sobre las 12.50 horas del 20 de noviembre del año 2011. El ciudadano albano conducía un Renault Scenic, propiedad de un tercero, y lo estacionó en la calle Roberto Roselló de dicha localidad para realizar una entrega de heroína a otras tres personas --también condenadas-- que iban a ocultar la droga en un piso de Burriana.

Sin embargo, en cuanto detuvo el coche fue interceptado y detenido por los agentes de la Udyco de la Policía Nacional que participaban en el operativo y que tenían conocimiento del intercambio por unas escuchas telefónicas que habían realizado.

Inspeccionaron el vehículo en el que se hallaron 14 paquetes (diez de ellos debajo del asiento del copiloto), que contenían una sustancia que debidamente analizada resultó ser heroína, en cantidad de 14 kilos y con una pureza del 22%, cuyo valor en el mercado era de 213.016 euros.

Los agentes procedieron también a la detención de los otros dos implicados cuando abandonaban el citado domicilio, en el que los agentes hallaron cinco kilos de heroína en un falso techo del cuarto de baño. Estos fueron condenados a ocho años.