+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

en la urbanización DICEN ESTAR HARTOS e intranquilos

Vecinos del Tossal Gros sufren una nueva oleada de asaltos a casas

Los delincuentes lo intentan, 48 horas después, en otras tres propiedades. Los ladrones fuerzan la puerta de tres viviendas, causan daños y roban teles

 

Cajones de una casa revueltos por los ladrones. - MEDITERRÁNEO

Los delincuentes buscan joyas y dinero. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
05/03/2017

Una nueva oleada de asaltos a casas de la urbanización Tossal Gros de Castellón ha puesto en alerta, una vez más, a los vecinos del lugar, que exigen más protección y se sienten «impotentes». Y es que esta es la tercera vez en un año y medio que los amigos de lo ajeno actúan en la zona, ubicada a espaldas del cuartel de Tetuán 14 y junto a Penyeta Roja.

Los primeros robos se produjeron en la madrugada del pasado domingo, cuando los ladrones asaltaron tres casas. Aprovechando la ausencia de los propietarios, forzaron las puertas de los inmuebles. La alarma no sonó y los cacos robaron los televisores, al no encontrar más cosas de valor.

El martes por la noche, 48 horas después, volvieron a actuar e intentaron asaltar otras tres casas, rompiendo las vallas de acceso por la parte trasera, desde el barranco. No llegaron a entrar. Se sospecha que los ladrones se asustaron por la presencia de los dueños o de sus perros.

La urbanización ya sufrió robos de joyas y ordenadores el pasado mes de septiembre. Esperaron a que los propietarios se marcharan de fin de semana y desvalijaron y revolvieron las casas. También en verano del 2015 se produjeron otros seis asaltos de una banda itinerante que logró huir.

Los vecinos, muy preocupados, han dirigido escritos a la Policía Local y Nacional, pidiendo ayuda y más vigilancia. Ya que, como han revelado a Mediterráneo, «se sienten desprotegidos».

El secretario de la Asociación de Vecinos Tossal Gros, Pepe Pérez, se ha mostrado preocupado por la situación. «Es la tercera vez en poco tiempo que vivimos una situación así. Hemos escrito a la policía y aún no tenemos respuesta. La nuestra es una urbanización apartada y necesitaríamos contar con más patrullas que la vigilen», ha reivindicado.

«En ocasiones anteriores, los ladrones han asaltado varios inmuebles durante una noche y han huido. Esta vez, en cambio, actuaron el domingo y volvieron el martes. Los residentes nos sentimos intranquilos con lo sucedido», ha remarcado Pérez, en nombre de sus vecinos.

El objetivo de los asaltantes, además de material que sea fácil de vender en el mercado negro, son las joyas y el dinero en efectivo. Para ello no dudan en registrar cada cajón, causando daños. Una situación que los residentes en Tossal Gros no pueden aguantar más: «Estamos hartos».