+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

castellón 3 JUZGAN AL VIOLADOR DE LA DIAGONAL

Víctimas del agresor del punzón lo vieron «disfrutar» apuñalando

El fiscal jefe eleva su petición a 20 años y medio de cárcel por atacar y herir a tres castellonenses. La policía declara que Tomás Burgos les dijo que las afectadas «se lo merecían por putas y guarras»

 

CASTELLÓN
09/11/2016

Dos de las tres mujeres heridas por arma blanca, presuntamente, a manos de Tomás Burgos Domingo, el violador de la Diagonal, el pasado mes de agosto en Castellón declararon ayer que lo vieron «disfrutar» y «sonreír» apuñalándolas. Así lo contaron durante el juicio que se celebró en el Juzgado de lo Penal 3 contra el que fuera bautizado este verano como el agresor del punzón, quien dijo no acordarse de nada y rehusó ayer responder a su interrogatorio para, en su alegato final, declararse inocente de todos los cargos que se le imputan.

La Fiscalía elevó ayer hasta los 20 años y medio la petición de cárcel para él (establecida en 17 en su escrito de acusación provisional). El fiscal jefe, José Luis Cuesta, puso de relieve el carácter misógino del procesado y recordó que el acusado había amenazado con «violar y cargarse a dos o tres mujeres más por zorras e hijas de puta» si salía libre.

Por su parte, la acusación particular lo calificó como «un peligro potencial para la sociedad y para el género femenino», tras haber, supuestamente, atacado por la espalda con un arma blanca a tres mujeres y acosado a una cuarta en el centro de Castellón.

«Yo esperaba al autobús y vi que él me miraba y se acercaba. Me dijo que le diera todo lo que llevaba. De repente, sacó una navaja y me pinchó. Me sonrió como diciéndome que había disfrutado», recordó una de las afectadas en su declaración.

Otra de las víctimas destacó también la sensación de disfrute que percibió en el agresor tras herirla en plena calle. «Me empezó a seguir en la plaza Borrull, me cogió por el brazo y me cortó. Cuando me giré, le vi los ojos brillantes, como satisfecho», reveló.

El acusado abordó a otra joven en la calle Vera y, presuntamente, comenzó a tocarse los genitales en su presencia, a lo que ella reaccionó con gritos. «Me asusté mucho, no sabía si quería robarme o violarme y empecé a chillar. Él se fue como si nada», recordó.

MÁS ATAQUES EN VALENCIA / Por su parte, los policías nacionales que localizaron a Tomás Burgos en un cajero y lo arrestaron confirmaron durante el juicio que este les dijo «si a esas mujeres les ha pasado algo es porque se lo merecían por putas y guarras». Los agentes afirmaron que, al comprobar sus antecedentes, vieron que el pasado abril había atacado a otras cuatro mujeres en bocas del metro de Valencia. H