+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL TURISTA PREFIERE INVERTIR EN LA PLAYA

Se vende una casa en el pueblo por 9.000 euros

Las inmobiliarias aseguran que la oferta de viviendas en venta se ha multiplicado

 

Descenso 8 Los precios de las casas rurales han ido a la baja. - MEDITERRÁNEO

E. AGUILAR
21/05/2017

Si tiene algo de dinero en el banco y siempre le ha gustado la vida en el pueblo, aunque sea solo para pasar las vacaciones de verano y algún puente durante el año, este es su momento. Y lo es porque nunca como hasta ahora la lista de casas en venta en el interior de Castellón había sido tan abultada. Las hay en todos los municipios de la provincia. Grandes y más pequeñas. Para entrar a vivir o para reformar. En el centro o en las afueras. Todo depende de lo que pueda gastar.

Solamente el portal Idealista.com tiene catalogadas más de 550 casas rústicas en la provincia. La más barata está en La Jana. Se trata de una vivienda de 103 metros cuadrados que se comercializa por 9.000 euros. Claro, hay que derrumbarla toda y construir una nueva, aunque la fachada puede aprovecharse.

Por 15.000 euros también es posible encontrar una lista abultada de viviendas en venta. En Cinctorres, por ejemplo, hay una de 160 metros, mientras que en Zucaina se oferta otra por 16.000 euros. «La oferta de casas ahora mismo es brutal. Vayas al pueblo que vayas te encuentras con carteles de Se Vende», explican en una agencia inmobiliaria de Benicarló, con viviendas a la venta en Cervera, Càlig y Sant Jordi,

Aunque hay viviendas por 9.000 euros, el grueso de las casas de pueblo que se venden en Castellón lo hacen a un precio que oscila entre los 24.000 y los 35.000 euros. «El problema es que la oferta es muy superior a la demanda. Hay pocos clientes interesados en invertir en el interior y se prefiere la costa», apunta en otra inmobiliaria, esta vez situada en el centro de Vinaròs.

Los alcaldes hablan también de un boom de casas en venta. «Hay más viviendas a la venta que nunca», asegura Alfonso Arín, alcalde de la Serratella. Pero pese que el auge existe, las viviendas que llevan años y años cerradas se cuentan por miles. ¿La solución? Hay varias opciones y una podría ser rehabilitarlas y ponerlas en alquiler. «Es una lástima que haya tantos inmuebles vacíos cuando se les podría sacar algún tipo de rendimiento», insisten.