+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

estreno el miércoles

'El pueblo', un viaje en clave cómica a la España vacía

Santi Millán e Ingrid Rubio protagonizan la serie, que llega a Tele 5 tras su paso por Amazon

 

Santi Millán e Ingrid Rubio, en ’El pueblo’. - MEDIASET

MARISA DE DIOS
14/01/2020

La despoblación de la España rural es un problema al que se le buscan soluciones desde hace años. Pero a los dramas también se les puede sacar su lado cómico, tal y como demuestra 'El pueblo', la serie que estrena este miércoles Tele 5 (22.40 horas), creada por unos auténticos expertos en sacar punta a la vida cotidiana: Alberto y Laura Caballero ('La que se avecina', 'Aquí no hay quien viva') y Julián Sastre y Nando Abad (guionistas y productores de 'Aída').

Estrenada hace ya ocho meses en Amazon Prime Video (que ofrecerá próximamente la segunda temporada), 'El pueblo' parte de la idea de una pareja de 'hippies' (Santi Millán e Ingrid Rubio) de montar una ecoaldea en la que prometen casa gratis y una vida de lo más tranquila a sus moradores. Tras buscar en una guía de los pueblos deshabitados de España, dan con Piedrafría, una pequeña localidad de la provincia de Soria donde deciden desarrollar su proyecto comunal.

CRISIS EXISTENCIALES

Hasta allí empiezan a llegar una serie de urbanitas movidos por diferentes crisis existenciales: un rico matrimonio en la quiebra que se ha visto salpicado por el 'caso Gürtel' (Carlos Areces y María Hervás); una madre (Ruth Díaz) que oculta a su hija (Elisa Drabben) que las han desahuciado; un ejecutivo estresado (Raúl Fernández de Pablo) y su amigo gorrón (Daniel Pérez Prada); un eterno opositor (Jairo Sánchez) y su deslenguada madre (Blanca Rodríguez), y un rockero venido a menos (Felipe García Vélez).

Lo que no se esperan es que el pueblo supuestamente deshabitado cuenta todavía con cinco vecinos, y algunos de ellos mostrarán muchos recelos hacia los recién llegados. Los choques de convivencia serán el eje de la mayoría de situaciones cómicas, aunque la trama también plantea el drama de la despoblación rural.

De hecho, la serie se rodó en un pueblo de esa España vacía, Valdelavilla, una localidad abandonada en los años 60 que Mediaset y la productora Contubernio alquilaron al completo para el rodaje de esta comedia, situada en la comarca de Tierras Altas de Soria. Una provincia que sabe de lo que habla la serie, ya que es la más despoblada de la Unión Europea.

"Esperamos que la serie sirva para reflexionar sobre los temas que trata tanto a nivel personal como social: la ansiedad vital y la insatisfacción que nos asola, y el drama de una parte importante de este país que está muriendo, y que representa un hecho único en la Europa occidental", destaca Alberto Caballero.