+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el presidente del partido promete dejarse la piel por castellón

Barrachina rearma un PPCS más combativo para volver a gobernar

Advierte de que la formación «dará todas las batallas» para ganar las alcaldías en el 2019. El nuevo líder de la formación popular obtiene el respaldo de un 98% de los compromisarios

 

Miguel Barrachina, con Isabel Bonig, Javier Moliner y los cargos nacionales Íñigo de la Serna y Rafael Hernando, en Peñíscola, ayer. - EFE/DOMÉNECH CASTELLÓ

MARIBEL AMORIZA / PEÑÍSCOLA
04/06/2017

Arropado por la militancia y las direcciones autonómica y nacional, Miguel Barrachina ha vivido este fin de semana en Peñíscola su gran día al lograr el apoyo formal de los votos del 98% de los compromisarios que participaron en el XIV Congreso del PPCS, formación de la que ya es oficialmente el presidente. En este foro, Barrachina prometió y advirtió de que los populares castellonenses van a «dar todas las batallas» para recuperar las alcaldías en las próximas elecciones municipales y llevar a la lideresa del PPCV a la presidencia de la Generalitat valenciana.

Avisó además de que «centímetro que perdamos en el PPCS será un centímetro muy peleado». Abundó en este argumento al señalar que «la izquierda cambia, pero nosotros, si nos mantenemos fieles a nuestras ideas, ganaremos, y nuestras ideas son las que nos hacen invencibles».

Presentó un nuevo partido, más beligerante con las políticas del actual Consell que preside el socialista Ximo Puig, junto con la coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, y apeló a su compromiso de «seguir dejándome la piel por defender a la provincia de Castellón» para animar a los afiliados al PP, a quienes tachó de «valientes por serlo», a trabajar por los valores que les unen, «la libertad, la unidad y el respeto».

LA GENTE DEL PP 

En un personal discurso dirigido a los 700 compromisarios que acudieron al congreso, de los que 685 le votaron y 14 emitieron su papeleta en blanco, el nuevo líder del PPCS destacó que «Castellón no es ni socialista, ni nacionalista», ya que es un territorio que «se parece a la gente del PP», a la que, dijo, les une «la libertad para elegir colegio o médico, la unidad porque todos los del PP pensamos igual y el respeto, el entender que nuestros padres y abuelos no tenían por qué estar equivocados en todo y debemos respetar lo que piensan los demás».

La intervención del sucesor de Javier Moliner, para quien tuvo cálidas palabras, al igual en el caso del resto de los populares que subieron al escenario del Auditori i Palau de Congressos de Peñíscola en el que se celebró el cónclave, se enmarcó en una reunión plena de reconocimientos y de emociones a flor de piel.

Entre ellos, el que supuso que el expresidente del Consell, Alberto Fabra, fuera el encargado de presidir el congreso. Fabra apeló a la necesidad de que los populares trabajen su discurso y lo actualicen, para «llegar a los ciudadanos», e insistió en que el compromiso «importante» es el establecido con la sociedad.

Del lado de la dirección nacional del partido, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tuvo palabras de elogio tanto para Moliner como para Barrachina, y aseguró a este último el apoyo sin matices del Gobierno, lo que implica, igualmente, el de Génova, tanto a título personal como presidente del PPCS, como para incluir a Castellón en la agenda del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En cuanto a la emoción, en algunos momentos desbordada, una de las protagonistas fue la lideresa de la Vall d’Uixo, Isabel Bonig, quien no escondió sus lágrimas durante la intervención de Javier Moliner, así como el alcalde anfitrión, Andrés Martínez, objeto a su vez de los elogios de muchos de los asistentes.

Temas relacionados