+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL alcalde dice que se impone el diálogo

Benlloch no ve una traslación del resultado del 26-J a Vila-real

Folgado (PP) sí aprecia que los votos denotan un rechazo a las políticas locales

 

M. M // A. T.
28/06/2016

El alcalde de Vila-real, el socialista José Benlloch, cree que los resultados de las elecciones generales no tienen una segunda lectura a nivel municipal, ya que no tienen “nada que ver unos votos con otros”. “La gente ya tiene la madurez necesaria como para saber diferenciar”, expresó Benlloch respecto a los resultados de su partido a nivel nacional.

“Cuando las elecciones han sido municipales la gente nos ha dado su apoyo y contamos con mayoría absoluta”, explicó el primer edil de Vila-real, oponiendo esta circunstancia a los resultados que obtuvo el PSOE en los comicios del domingo.

En su opinión, las urnas han arrojado un resultado que optó por la opción “que menos miedo generaba”, señalando que la culpa es de “Unidos Podemos”. .

En cuanto al PP, manifestó que el proyecto del grupo municipal en Vila-real “no tiene nada que ver con el PP nacional”, indicando que probablemente los resultados no vayan a ser los mismos que los obtenidos por Rajoy.

Pero el líder de los populares en la localidad, Héctor Folgado, no es de la misma opinión, puesto que cree que el buen rendimiento de su partido del pasado domingo confirman a la formación como “una clara alternativa de gobierno municipal”. “La labor que estamos haciendo para ser un partido útil ha hecho que nuestros vecinos apoyen cada vez más nuestro proyecto para Vila-real”, manifestó Folgado.

Un planteamiento que implica “ser un partido útil a los vecinos y ser su interlocutor frente al Ayuntamiento”, añadió el dirigente popular. En su opinión, con los votos al PP los vecinos han mostrado “su rechazo a las políticas de Benlloch de incrementar los impuestos para pagar caprichos como el Gran Casino”.

Mucho más crítico con su partido, Compromís, se mostró Pasqual Batalla, quien recomienda una “reflexión seria” a sus responsables por los malos resultados de la coalición de izquierdas, que él no defendió. “No podemos estar contentos. En Vila-real hemos perdido 1.300 votos y eso demuestra que en política 2+2 no son 4. Ha habido un voto clarísimo del miedo”, manifestó el primer teniente de alcalde. H