+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PREVÉN IMPLANTARLO EL PRÓXIMO CURSO TRAS LA TRAMITACIÓN EN LES CORTS

El Botànic modera el plurilingüismo para evitar más reveses judiciales

La norma desvincula el inglés del ‘valencià’ y da margen a los centros para elegir la lengua vehicular. PSPV, Compromís y Podem proponen una ley que iguala el valenciano y castellano al 25% del horario

 

El conseller Marzà y los portavoces de PSPV, Compromís y Podem, ayer, en el Centre del Carme (de i a d). - MEDITERRÁNEO

CRISTINA GARCIA
30/09/2017

El Pacte del Botànic modera y reformula el plurilingüismo para protegerlo y evitar nuevos reveses judiciales tras la suspensión cautelar del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) de la norma estrella de Educación para esta legislatura, que mantiene una decena de recursos abiertos. Del decreto que lanzó el Programa Plurilingüe Dinámico, tumbado por el tribunal, después de los recursos de entidades castellanohablantes y la Diputación de Alicante, se pasó a un decreto-ley de urgencia para aplicar el plan lingüístico solo este curso 17/18 y para Infantil de 2 y 3 años.

Ayer viernes, los portavoces del PSPV, Compromís y Podem en Les Corts, Manuel Mata, Fran Ferri y César Jiménez, respectivamente, acompañados por el conseller de Educación, Vicent Marzà --que canceló a última hora su visita a Castellón para presentar las jornadas de la Valltorta en la UJI--, presentaron una nueva versión en forma de proposición de ley, que se llamará Programa d’Educació Plurilingüe i Intercultural, que reformula el plan y fija un mínimo del 25% de horas lectivas en castellano y valenciano, y del 15% en inglés, que puede llegar como máximo al 25%.

La propuesta elimina la premisa de a más valenciano más inglés, desvinculando el incremento de horas anglófonas al de horas en lengua propia, como se contemplaba en el decreto suspendido. Y elimina la acreditación automática de las lenguas según el nivel elegido --lo que incurría, según el TSJCV, en un «agravio comparativo» e iba «contra los derechos fundamentales» del alumno--, aunque prevé desarrollar en una normativa posterior la posibilidad de certificar el aprendizaje de idiomas al final de etapa, un B1 en valenciano y castellano y un A1 de inglés en ESO; y un B2 y A2, respectivamente, tras el Bachiller.

PASO POR LES CORTS //
Aunque el texto todavía deberá superar trámites de participación pública y en Les Corts, la aplicación de este nuevo plan, según han propuesto desde el Botànic, se haría en tres años: en el curso 2018/19 se aplicaría en Infantil y primero y segundo de Primaria; en el 19/20 en el resto de Primaria, y en el 20/21, en Secundaria y en FP.

En su articulado, la norma ya especifica que «la Conselleria promoverá que los centros sostenidos con fondos públicos vehiculen el 50% del tiempo curricular --el máximo-- en valenciano» y «el 25% en inglés». El castellano se quedaría en un 25%, el mínimo exigido por la LOMCE, con una troncal. Marzà indicó que la justicia dice que «el 25% es adecuado, pues lo cumplimos».

PLAN ÚNICO PARA TODOS //
Además, la nueva norma da margen a los centros, a través de los consejos escolares, para elegir en qué lengua dar la horquilla curricular de entre el 25 y el 35% --según el nivel máximo de inglés-- que queda libre en el horario lectivo. En Castellón, donde el 80% de los colegios e IES eligieron el nivel avanzado del primer plan plurilingüe, esta podría ser de nuevo la opción mayoritaria, según la elección de cada consejo escolar.

El programa «será único» para todos los 240 colegios e institutos públicos y concertados de Castellón, siguiendo criterios pedagógicos», y no como el anterior, del PP, «que atendía a números, a un tercio del total», según el conseller Marzà, quien ironizó diciendo: «El conseller (Alejandro) Font de Mora también nos dijo que íbamos a aprender chino y no contrató a un solo profesor».

La propuesta «ha sido comunicada al Ministerio», según el conseller, quien no detalló si se ha recibido algún reparo.

Mata se mostró confiado en la posibilidad de lograr acuerdos amplios en torno a este texto. «Si no, tendremos un problema como sociedad, porque lo que contaminaba otros debates ya no está» en la nueva propuesta. A juicio de Ferri, esta ley, «que estará abierta a la participación de toda la comunidad educativa», supone «un avance» y «deja a cada consejo escolar la decisión, que ya se produjo y que fue atacada en los despachos», en relación al recurso alicantino. Las aportaciones de Podem han sido, según Jiménez, «el programa único, un calendario de aplicación más reducido y una evaluación del plan cada dos años en lugar de cuatro». //

Temas relacionados