+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el número de núcleos familiares baja hasta los 231.100 en un año

Castellón pierde 4.600 hogares y solo en una de cada tres casas viven niños

El 56% de los castellonenses viven solos o en pareja sin hijos, lo que supone seis puntos más que hace 10 años. La dificultad de acceso a la vivienda propia y la caída de la natalidad condicionan el nuevo modelo de hogar

 

Las viviendas familiares castellonenses en las que residen menores representan el 28,3% de las 231.100 que están registradas en la provincia, según la última EPA de este año. - MEDITERRÁNEO

MARIBEL AMORIZA
29/08/2016

La caída de la natalidad, el envejecimiento de la población, los efectos de la crisis económica, y las dificultades para acceder a una vivienda son, entre otros, factores clave en la transformación del modelo de familia en la sociedad castellonense, que ha perdido 4.600 hogares en solo un año, al pasar de 235.700 en junio del 2015 a 231.100 en el mismo mes de este año, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

El análisis de los datos que aporta el informe de la EPA del segundo trimestre revela, además, que el perfil de la vivienda familiar castellonense solo incluye menores en el 28,3% de los casos. Es decir, únicamente en poco menos de un tercio de los hogares, en 65.500, hay niños.

Por el contrario el número de personas que viven solas en la provincia es ya de 57.900, cifra que, sumada a quienes viven en pareja pero sin niños, 72.600, alcanza el total de 130.500 ciudadanos, lo que supone que más de la mitad de los hogares, el 56%, es unipersonal o son dos quienes lo comparten y no tienen descendencia. Se trata de la misma proporción que la vigente hace doce meses, pero está seis puntos por encima de la de hace una década, cuando en el 2006 era del 50%.

algunas causas // A la hora de explicar el fenómeno, el último número de Panorama Social, editado por Funcas y titulado Retos demográficos, que expone una evolución similar, aunque menos acentuada para el conjunto nacional, explica que más que ante una crisis demográfica, estamos ante un cambio demográfico.

En este sentido, los autores del análisis afirman que “las poblaciones longevas, la baja fecundidad, las estructuras envejecidas, el fin del crecimiento demográfico y una nueva fase de movilidad han venido para quedarse”.

En Castellón, el responsable de la Unión de Consumidores de España (UCE) en la provincia, Juan Carlos Insa, interpreta que el descenso en el número de hogares “certifica que sigue la dificultad para acceder a una vivienda, de manera que no se forman nuevas unidades familiares, pero también sigue vigente el fenómeno de la concentración de padres e hijos o, incluso, abuelos y nietos en una misma casa”.

Insa estima que esta situación se da porque “no hay promociones nuevas y también porque el crédito no circula todavía de forma que sea accesible”. Por tanto, considera que la solución pasa por “mejorar la accesibilidad de las familias a la financiación para la compra de vivienda, con condiciones que puedan aceptar y a precios que sean asequibles”.

Por otra parte y en cuanto a los hogares con menores, en la mayor parte, 40.100 (el 61%) solo hay uno; mientras que 21.200 (el 32%) cuentan con dos, y ascienden a 4.800 los que implican la existencia de una familia numerosa, es decir, con tres o más niños.

transformación // Sobre este perfil, el psicólogo y perito judicial castellonense, Carlos Hidalgo, explica que “el perfil de la familia ha cambiado mucho y cada vez se tienen menos hijos, a la vez que son más quienes viven solos, algo que era una situación muy rara hace no muchos años”.

El experto añade que “los inmigrantes que llegaron durante los años de bonanza venían ya con más niños, como mínimo con tres o cuatro, o los tenían aquí, pero esos menores han crecido y, además, las mujeres de otros países se van adaptando a nuestro modelo y también tienen menos niños”, y todo suma para que baje la natalidad y se agudice el envejecimiento de la población. H