+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el parlamento DEBATE SOBRE LOS PISOS VACÍOS

El Congreso toma cartas por las prácticas mafiosas

 

E. A.
15/04/2017

El problema de la ocupación ilegal de viviendas, con la proliferación de mafias organizadas, y el dilema que viven las familias más vulnerables ha vuelto al Congreso de los Diputados. PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias acaban de apoyar una proposición de ley del PdeCat, antigua CiU, para agilizar los procesos de desahucio en los casos en los que se demuestre que actúan las mafias que trafican en España con pisos vacíos.

La proposición de ley conlleva modificar la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) para permitir el lanzamiento judicial «e inmediata recuperación» de las viviendas cuyos propietarios denuncien que han sido «desposeídos sin su consentimiento», siempre que los dueños sean «personas físicas, entidades sociales y administraciones». En principio, se deja fuera los bancos y a las empresas, y los desahuciados no podrán pedir medidas cautelares ante los tribunales por estar en vulnerabilidad.

Los grupos que han defendido esta iniciativa argumentan en los últimos años ha aumentado la existencia de ocupaciones de inmuebles por la proliferación de «fenómenos mafiosos que perturban la propiedad pacífica de pequeños propietarios» así como de «organizaciones sociales y de administraciones públicas», quienes, según la exposición de motivos de la proposición de ley debatida en el Congreso, tienen «un porcentaje demasiado elevado» de sus parques de viviendas «ocupadas de forma ilegal».

NO APORTA SOLUCIONES // La proposición de ley, a la que partidos como el PSOE y Podemos votaron en contra por entender que no soluciona el problema, iniciará ahora la tramitación ordinaria en el Congreso, por lo que deberá pasar por comisión y volver al pleno una vez que se haya enmendado. Tanto PP como Ciudadanos han apuntado a que irán más allá de lo defendido por la antigua Convergència.