+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la ECONOMÍA EN LA PROVINCIA

Crecimiento económico sostenido y llegada del AVE a Castellón en el primer trimestre

La alta velocidad será por fin una realidad y el turismo también irá a más. La temporalidad marcará un mercado laboral que seguirá creciendo en afiliación

 

Castellón ha cerrado el 2017 con otro récord de turistas y las cifras aumentará este año. - MEDITERRÁNEO

Tras un año de pruebas, el AVE será una realidad en Castellón en muy pocas semanas. - MEDITERRÁNEO

E. AGUILAR
02/01/2018

Definitivamente, el 2017 pasará a la historia en Castellón como un año de fuerte crecimiento económico. El mercado laboral, que ya empezó a reaccionar en el 2016, ha salido por fin de su atonía y se ha creado empleo a buen ritmo. La reactivación del consumo es un hecho y eso, junto a las exportaciones, ha permitido a las empresas de Castellón crecer en ventas y facturación. La historia se repetirá en 2018, aunque esta vez las previsiones hablan de un crecimiento sostenido, a un ritmo algo más moderado que el año pasado. Y en ese clima de optimismo casi generalizado, las infraestructuras van a ser claves.

El año de la llegada del AVE y la ampliación de los Cercanías a Vinaròs

Históricamente, Castellón ha estado a la cola en cuestión de infraestructuras, pero este 2018 parece que las cosas van a ir a mejor. Lo van a hacer porque todo apunta a que ya no habrá más retrasos y el AVE será una realidad durante el primer trimestre del año. Tras doce meses de pruebas, y si no hay ningún contratiempo de última hora, la alta velocidad será una realidad a finales del próximo febrero o, a muy tardar, durante el mes de marzo.

La llegada del AVE va a ser, sin duda, una de las noticias del año para Castellón. Otra será la ampliación, por fin, de la línea de trenes Cercanías hasta Vinaròs. Lo anunció hace un mes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la VIII Jornada empresarial PortCastelló-Mediterráneo y desde mediados de año habrá ocho trenes más entre Castellón y Vinaròs, con lo que se pondrá punto final a décadas de reivindicaciones. Mucho más retrasado va el corredor mediterráneo ferroviario entre Castellón y Vandellós. Fomento ha vuelto al proyecto inicial y cambiará el ancho ibérico por el europeo, aunque no será hasta el año 2020 cuando el trazado ferroviario hasta Vandellós habrá mutado de ancho al implantar el internacional.

Habrá avances en la N-232

y parón en el aeropuerto

En materia de carreteras, lo más destacado este 2018 serán las obras de N-232, después de que el Ministerio de Fomento haya licitado ya el proyecto a Morella y la previsión es tenerlo listo a lo largo del año que viene.

Mucho menos claro está el futuro del aeropuerto. La ruta con Brístol no se reanudará en primavera y actualmente solo hay dos líneas, Poznan y Londres, aunque se está a la espera de retomar en marzo los vuelos a Sofía. Tanto el aeropuerto como el Consell negocian abrir nuevas rutas, entre ellas a Madrid o Marruecos.

Un impulso definitivo para la dársena sur de PortCastelló

Si hay un recinto comercial que en Castellón goza de buena salud, ese es el puerto, PortCastelló, que cada año genera más de 100 millones de euros, y ha cerrado el 2017 como el tercero más rentable de España. El 2018 será clave para que el puerto pueda seguir creciendo y lo será porque el recinto tiene previsto acometer grandes inversiones. De hecho, para este año el presupuesto ha aumentado hasta los 16 millones, un 32% más. La mayoría irán destinados a actuaciones en la dársena sur, concretamente, al inicio de los trabajos de la dotación ferroviaria interna, al nuevo muelle de fluidos (que ya ha salido a licitación y al que optan cinco ofertas) y a continuar con la urbanización de este recinto portuario. También será el año en el que concluirá el proyecto para el acceso sur en tren y la estación intermodal, dos obras clave para el futuro de PortCastelló.

Exportaciones en aumento, aunque con nubarrones

Las ventas de productos made in Castellón en el extranjero hace años (muchos) que no conocen los números rojos. Pese a las amenazas del brexit y la política proteccionista de Donald Trump, durante este último año la exportación ha vuelto a marchar viento en popa. Hasta octubre, las empresas de la provincia han vendido en el extranjero productos por valor de 5.675 millones de euros, casi un 7% más que durante el mismo periodo del 2016. Pero es que, además, todos los indicadores apuntan a que este 2018 la buena racha seguirá. La única sombra para las empresas azulejeras van a ser países como Argelia, Túnez o Egipto, donde los envíos podrían ir a la baja.

Más turistas a Castellón por los conflictos internacionales y la crisis catalana

El turismo no defraudará. Los conflictos en los países de Oriente Medio y la crisis catalana beneficiarán claramente al destino Castellón, y los empresarios del sector prevén un año con un aumento de visitantes extranjeros. El turista nacional tampoco fallará (nunca lo ha hecho y este último año menos todavía) y todo hace prever que este 2018 se rozarán los dos millones de visitantes. Que cada vez más turistas elijan Castellón se debe a varios factores, como son las campañas de promoción tanto nacionales como internacionales o el éxito de festivales de música tan consolidados en Castellón como el Arenal, FIB o Rototom.

El empleo mejorará, pero será temporal y por horas

El 2017 ha sido el año del empleo en Castellón. Durante los 11 primeros meses del año se han registrado en las oficinas de empleo nada menos que 215.619 contrataciones, 12.712 más que el año pasado durante el mismo periodo de tiempo. Toda esa cantidad de contratos se han traducido en 8.537 nuevas altas en la Seguridad Social y en una tasa de paro del 15,42%, inferior a la de la Comunitat Valenciana y también menor que la española.

Tanto las empresas de trabajo temporal (ETT) como los sindicatos aseguran que no habrá vuelta atrás y que en el 2018 el empleo volverá a aumentar en la provincia, aunque lo hará a costa de puestos de trabajo de baja calidad. El grueso de los contratos volverán a ser temporales y un alto porcentaje van a ser a tiempo parcial, con salarios bajos. Nada nuevo bajo el sol. Lo que también parece que irá al alza es el auto-empleo. Ya lo ha hecho en los últimos años y este 2018 la tendencia incluso podría multiplicarse. La explicación hay que buscarla en la tarifa plana de 50 euros durante un año, una media que entra hoy mismo en vigor.