+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La mayor demanda y el temporal generan problemas de estoc en algunos negocios

Se disparan las ventas de ropa de abrigo, calefacción y butano en Castellón

Crece la demanda de térmicos, prendas de abrigo, botas y radiadores de bajo consumo

 

Un empleado muestra un abrigo a una clienta, ayer, en Castelló. - Gabriel Utiel

C. Tomás / E. Ballester
13/01/2021

La demanda de prendas de abrigo, aparatos para calentar las viviendas y combustible se ha incrementado considerablemente en la provincia de Castellón como consecuencia de los efectos de la ola de frío y el temporal Filomena que azota desde el jueves la provincia de Castellón. De hecho, algunos establecimientos han sufrido problemas de estoc como consecuencia del alza de la demanda y del impacto de Filomena en la distribución en el centro de España

.
Así, por ejemplo, en Decathlon se ha duplicado la demanda de elementos para el frío. En la tienda de Castelló, de viernes a lunes y comparado con los mismos días del año pasado, han vendido un 929% más de ropa térmica y un 598% de guantes, en cuanto a ropa de abrigo. También un 736% más de trineos (que se agotaron el sábado por la mañana) y 94% más de material de esquí que el año pasado. Lo más demandado son forros y chaquetas polares, ropa térmica interior, calcetines... Por ejemplo, se agotaron las botas de preesquí, y ahora se venden muchas botas de agua. Mucha gente ha hecho estas compras para equipar a sus hijos para ir a clase.


Dentro del centro comercial podían verse estanterías vacías. El motivo es que desde el fin de semana están los camiones parados en Getafe, que abastece a todas las tiendas de Decathlon de la provincia excepto la de Vinaròs.


En la tienda de Mayoral de Salera también confirmaban este incremento de venta de ropa para niños. Lo que más están vendiendo son chalecos térmicos y pantalones abrigados, que no se solían vender mucho en otros años.


La compra de aparatos para combatir el frío también se ha incrementado. En el caso de Font Calefacción destacaban este aumento de la demanda, «sobre un 70% más». Lo que más se están vendiendo son equipos de rápida instalación, que puedan cogerlos, llevárselos a casa y ponerlos en marcha. Por ejemplo, radiadores térmicos eléctricos de bajo consumo. «Consumen la mitad de uno convencional», señalaban. En cambio, no han notado mayor demanda de estufas de gas. «La gente le tiene bastante respeto a este tema».


Otro ejemplo, en Alcampo Castelló, explicaban ayer que la gente iba como loca buscando equipos para combatir el frío aunque también había problemas de existencias. Principalmente demandaban calefacciones pequeñas tipo estufas de mesa o también de gas. Estas últimas antes no eran tan demandadas, señalan.

GAS BUTANO / Lo que también ha aumentado es el consumo de gas butano con la ola de frío, como explicaban desde la distribuidora Cepsa. También varias gasolineras consultadas por Mediterráneo confirmaban una mayor demanda de bombonas. De hecho, en algunas de ellas reflejaban problemas de suministro. «No quedan bombonas. El repartidor ha venido, pero se han vendido todas, en una hora o dos. Ya no sé cuándo volverá el repartidor», explicaban desde una estación de servicio de Repsol de la capital.