+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

las soluciones

El sector pide un plan urgente de viabilidad

Los comerciantes reclaman medidas y critican la pasividad de Consell y Gobierno

 

E. AGUILAR
16/09/2013

El comercio necesita un plan de choque y lo necesita ya. A pesar de que los comerciantes aplauden las iniciativas de los ayuntamientos para intentar frenar el cierre de establecimientos, el sector mira más lejos y demanda medidas drásticas para garantizar la supervivencia de los casi 10.000 pequeños establecimientos que aún sobreviven en Castellón.

Conscientes de que los ayuntamientos poco más pueden hacer, las principales asociaciones de comerciantes miran directamente al Gobierno y al Consell, a quienes acusan de quedarse con los brazos cruzados. “Las necesidades del comercio urbano son invisibles a los ojos del Gobierno central y autonómico. Ya suman 34 meses de caídas de ventas y no se ha adoptado una sola medida seria que ayude a cortar esta caída. No existe una política en materia de comercio, no tienen un plan estratégico que identifique los puntos críticos del sector y planifique lo que hay que hacer para darles una solución”, resume Encarna Sanchis, presidenta de la Confederación de Comerciantes de la Comunitat Valenciana (Covaco), a la que pertenecen, entre otras, la Pymec de Castellón.

Los comerciantes están convencidos de que se puede hacer mucho más y que las medidas que se han adoptado hasta el momento por parte del Gobierno, como el plan de ayudas al comercio, no atacan el fondo del problema.

PERSPECTIVAS // Los datos que maneja el sector no son demasiado optimistas. “Las perspectivas de futuro inmediato no son mejores, parece que la financiación se va a reducir todavía un 30% más en este último trimestre del año y en el caso de la Comunitat Valenciana ya se ha anunciado que para alcanzar el déficit del 1,6% marcado por el Gobierno central tendremos que asumir una subida de impuestos indirectos, y eso tiene un efecto directo e inmediato sobre el consumo”, insiste la responsable de Covaco

Pero, ¿qué es lo que pueden hacer el Consell y el Gobierno central? Desde el sector reclaman un plan de viabilidad y lo piden con urgencia. “Para cuándo el plan de viabilidad del comercio?”, se preguntan desde Covaco, al tiempo que recuerdan que el volumen total de impuestos que paga el comercio es mayor que el que paga la industria (que sí tiene plan de viabilidad, y empezará a ejecutarse a partir del 2014). “De lo que se trata es de plantear un plan que analice minuciosamente la oferta comercial de la Comunitat y trace las líneas a seguir para ser más competitivos y diferentes”, subraya Amparo Barroso, secretaria general de Covaco. H