+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

IMPACTO ECONÓMICO

Las fiestas navideñas generan un gasto de 125 millones en Castellón

Cada familia destinará a esta época una media de 550 euros, semejante a lo empleado en el 2018

 

Aspecto de las calles del centro de Castelló. - ANTONI PRADES

Bartomeu Roig
20/12/2019

Los grandes indicadores de la economía apuntan a un enfriamiento en el primer semestre del 2020, pero el ritmo de gastos relacionados con las fiestas navideñas se mantiene estable. El presidente de la Unión de Consumidores de Castellón, Juan Carlos Insa, señala que la presente campaña supondrá una aportación media «de entre 500 y 600 euros por cada familia, algo similar al año pasado», lo que aplicado sobre los 228.300 hogares de la provincia eleva el volumen de negocio hasta los 125 millones de euros.
El representante de este colectivo alude a que estas fechas «presentan pocas variaciones, y aunque no se llega a los niveles previos a la crisis, a finales de la pasada década, se suele salir poco del guión establecido por las «compras de regalos, alimentación, ocio y también lotería». La tradición manda, y si toca hacer ajustes, estos llegarán cuando los Reyes Magos regresen a Oriente.

El sector del comercio se juega en estos días un porcentaje muy importante del total de facturación de todo el año. Desde Covaco-Confecomerç Castelló, Teresa Esteve menciona que se cumplen las expectativas marcadas en los comienzos de este mes. «Especialmente en establecimientos de alimentación, como carnicerías y verdulerías, donde me han manifestado estar contentos», indica, con cifras que están ligeramente por encima de las navidades pasadas. Sobre el resto de tiendas, están a expensas de ver el comportamiento de este fin de semana, en el que las familias apurarán para encontrar el detalle adecuado para sus allegados. Un balón de oxígeno que debe compensar un noviembre que, según Esteve, «fue bastante negativo».

NUEVAS TENDENCIAS / Prácticamente todo el mundo experimentará las costumbres de los encuentros y el intercambio de regalos alrededor de una mesa llena de comida. Pero estos días también suelen darse las comidas de empresa y de amigos, que animan el pulso de los locales de hostelería.

Álvaro Amores, del grupo Giuliani’s, destaca que estas semanas sus negocios «funcionan muy bien, estamos desbordados y hemos preparado tres tipos de menús especiales». Si esta clase de reuniones se solía dar en los fines de semana previos a Navidad o Año Nuevo, «ahora tenemos actividad prácticamente todos los días de la semana», añade.

Otro de los grupos señeros de Castellón, La Guindilla, cuenta con este tipo de clientes «desde el inicio de mes y hasta el 6 de enero», detalla su gerente, José Romero. Además, comenta que en sus locales notan cómo, poco a poco, hay más personas que deciden acudir fuera de casa para comer y cenar en las fechas más señaladas. «Algunos de nuestros restaurantes solo cerrarán la noche del día 24, y trabajamos bajo reserva». Si estos acontecimientos se hacían casi siempre de noche, ahora hay un auge por las comidas, para que los comensales completen con un tardeo.

TODO TIPO DE GENTE / Por parte de Gambrinus, Vicente Patiño declara que las conocidas como cenas de empresa «han pasado a ser actividades que agrupan a todo tipo de personas, desde amigos de toda la vida a compañeros de gimnasio». En su caso, cuenta con cuatro opciones de menú diferentes para este momento del año. Asimismo, detecta el aumento del número de reservas en las horas del mediodía.