+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

más de 300 empresarios, entre ellos un grupo de castellonenses, participan en la reivindicación en tarragona

La necesidad del Corredor debe calar en la sociedad

Los empresarios exigen el ancho internacional en plataforma propia en todo el litoral para el 2025 . Boluda, presidente de AVE, critica la «falta de voluntad» del Gobierno para materializar el eje

 

La necesidad del Corredor debe calar en la sociedad -

14/02/2017

Unanimidad para hacer ver a la sociedad que el Corredor es una necesidad para el desarrollo económico del litoral mediterráneo y del resto del Estado español. Esta es posiblemente una de las principales ideas que ayer se transmitieron en la jornada reivindicativa que reunió a más de 300 empresarios en Tarragona.

Hasta allí acudió un buen grupo de líderes empresariales castellonenses. Fernando Roig y Jorge Bauset, de Pamesa; Juan Mechó, de Tomega; Antonio Bonet, de Quimicer; Rafael Benavent, de Keraben; Joaquín Ballester, de Martinavarro; Javier Usó, de Frutinter; José Cifre, de Argenta; o Adolfo Andreu, de Promopublic, fueron algunos de los que se desplazaron en Euromed hasta la capital de la provincia vecina para exhibir el clamor del tejido económico castellonense, autonómico y de todo el litoral levantino acerca de la infraestructura.

Pero también «la falta de planificación y de voluntad política» a la hora de materializar el eje ferroviario, considerado prioritario por la Unión Europea, como recordó Vicente Boluda, presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), que organizó el acto reivindicativo. También su homólogo del Cercle de Economía, Juan José Bruguera, exigió que el Gobierno de la nación «ponga fecha ya a la ejecución del corredor mediterráneo». Con ambos coincidieron el resto de participantes. Como Juan Roig, quien defendió que esta es una reivindicación «justa», que nadie «la pone en duda». «No puede ser que se tarde 4 horas en llegar de la segunda a la tercera ciudad de España. Esto en Madrid hay gente que ni lo sabe», resaltó. Acerca de esto, el presidente de Mercadona concluyó: «España además de ser radial debe ser circular».

doble plataforma // Pero todas estas demandas van más allá de lo que el Gobierno está haciendo en estos momentos, ya que lo que los empresarios quisieron exhibir ayer es que es necesario construir otra plataforma que permita separar los tráficos de mercancías y pasajeros, de forma que se facilite el tránsito de productos, ahora prácticamente residual.

En este sentido, Boluda apuntó que en el Gobierno se debe comprometer a que en el año 2025 todo el litoral mediterráneo cuente con ancho internacional, desde Almería a la frontera francesa. Y que este debe ser, por supuesto, en doble plataforma. Una demanda importante, y más si se tiene en cuenta que todavía hay zonas, como entre Vandellòs y Tarragona, donde hay vía única.

Boluda insistió en que el tercer carril es «una solución provisional» y que se debe poner fecha para el inicio de las obras en la doble plataforma. Asimismo, también se debe fijar una fecha para conectar en alta velocidad Alicante y Barcelona. Pasos acelerados los que se pretenden dar, ya que todavía no hay plazo para la inauguración del tramo Valencia-Castellón y ni siquiera se conoce cómo se va a solucionar el tramo que parte de la capital provincial hacia Tarragona.

sin orden ni concierto // Por todo ello, el presidente de AVE y todos los presentes en el Palau Firal i de Congressos de Tarragona solicitaron al Gobierno «ordenar las piezas del proyecto, que actualmente son un galimatías». De hecho, los asistentes al acto reivindicativo (al que seguirán dos más, en los dos próximos meses, en Murcia y Almería) pudieron comprobar en sus carnes qué supone desplazarse en tren por el corredor mediterráneo. Un trayecto que entre Valencia y Barcelona tarda media hora más que en 1997 y que cuesta más del doble de tiempo que entre Valencia y Madrid, a pesar de ser la misma distancia. Por todo ello, el polifacético Risto Mejide, que también es empresario y asistió al acto, comentó en las redes que vamos «para atrás».

No en vano, «la línea Vandellòs-Tarragona sufre un retraso de doce años», expuso Xavier Lluch, miembro de AVE, durante la mesa redonda. Esta línea tiene 44 kilómetros y «si viene un tren, tiene que esperar a que otro acabe este tramo; imaginémoslo en una autopista, es absurdo», sentenció Lluch a este respecto. Los empresarios ya han hablado y esperan acciones desde Madrid.