+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

la tasa de desempleo roza el 40%

El paro juvenil va a mejor pero a golpe de empleo por horas

La mitad de los menores de 25 años de la provincia trabaja a tiempo parcial

 

E. AGUILAR
26/06/2017

Los jóvenes se están llevando la peor parte de una crisis que se cocinó cuando la mayoría de ellos todavía estaba en el instituto. La tasa de paro en la franja de edad entre 16 y 25 años en Castellón ha pasado del 18,8% en el primer trimestre del 2007 al 37,3 en 2017, y aunque es innegable que la situación va a mejor, el porcentaje de jóvenes que no encuentran un empleo casi dobla a la tasa de paro general, que en la provincia es 19,5%. El problema es que casi la tercera parte de quienes ahora logran acceder a un empleo lo hacen a tiempo parcial y los sueldos que reciben se han desplomado en la última década.

De los 12.500 jóvenes de Castellón de entre 16 y 25 años que trabajan por cuenta ajena, algo más de la mitad lo hace a tiempo parcial, según datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), y eso suele ser sinónimo de salarios muy bajos, incluso de 400 o 500 euros al mes. Este porcentaje, además, es muy superior al de otras franjas de edad. Un ejemplo. Entre quienes tienen entre 35 y 44 años, los que trabajan por horas apenas alcanza el 16%

En Castellón hay 12.500 menores de 25 años que trabajan, pero hay otros 7.560 que siguen buscando un empleo. De los casi 7.600 jóvenes, 4.110 son mujeres y 3.459, hombres. En la Comunitat Valenciana los menores de 30 años en paro rozan los 64.000.

Pero, ¿en qué sectores encuentran trabajo los jóvenes de Castellón? Los servicios y, en particular la hostelería, es su tabla de salvación. Un dato basta para entenderlo: de los algo más de 22.300 contratos que los menores de 30 años han firmado en Castellón en el último trimestre del 2016, un 15% (3.257 en números absolutos) fueron de camareros asalariados. El segundo lugar lo ocupa la profesión de peón de la industria (2.528 contrataciones). A estas dos le siguen la ocupación de vendedor y monitor.

Los jóvenes se emplean como camareros, pero la mayoría demanda un trabajo de vendedor. Casi el 18% de los demandantes de empleo busca trabajo en el sector del comercio.