+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TESTIMONIO

«Queremos una respuesta»

José Vicente solicitó hace más de un año a la Conselleria un cambio en la prestación que recibe su hija, que padece síndrome de Asperger, y sigue sin recibir respuesta pese a la mediación del Síndic

 

Demora 8 José Vicente muestra las comunicaciones del Síndic, donde le informa de la falta de respuesta. - SLOW PHOTO

S. RIOS
14/07/2017

La callada por respuesta. Esta es la situación a la que se enfrenta el castellonense José Vicente Andrés desde que hace más de un año solicitó a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas un cambio en la ayuda que recibe su hija de 20 años, que sufre síndrome de Asperger. El silencio administrativo llevó a este padre a pedir amparo al Síndic de Greuges de la Comunitat, que esta misma semana le ha remitido un escrito en el que lamenta que la administración competente «persiste en su actitud de no enviar la información» que le solicitaron.

«Ante tal actitud, esta institución se ha visto obligada a recordar una vez más a la misma su deber de colaborar para el rápido esclarecimiento de la situación que nos plantea en su queja. Lamentamos una vez más este involuntario retraso», señala en su escrito el adjunto primero del Síndic de Greuges, Ángel Luna. En esta misma línea, hace un mes el Defensor del Pueblo Valenciano remitió otro comunicado al afectado explicando que habían reclamado por segunda vez una respuesta al departamento de Mónica Oltra.

Seis meses para resolver

Esta familia de Castellón ha solicitado un cambio del servicio de teleasistencia de la Generalitat por la prestación por cuidador no profesional, teniendo en cuenta el grado de dependencia que la joven tiene reconocido. «Hemos pedido la ayuda porque nuestra hija necesita una supervisión. Se trata de 153 euros al mes y es una vergüenza que no nos hayan contestado más de un año después. Queremos una respuesta», explica José Vicente, quien recuerda que la normativa establece que la Conselleria tiene seis meses de plazo para resolver y pagar de modo retroactivo.

«No sabemos qué hacer, solo nos quedaría la vía judicial, pero no tenemos tantos recursos como para hacernos cargo de los gastos que supone», indica el padre de la dependiente, quien ha solicitado una reunión con el concejal de Servicios Sociales de Castellón, José Luis López, con el objetivo de que medie ante la administración autonómica y disponer cuanto antes de la ayuda.

Continuos retrasos

El problema que afecta a esta joven castellonense no es un caso aislado y desde la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castellón han denunciado en diversas ocasiones la postura de la Conselleria, que opta por el silencio para no responder a las solicitudes y requerimientos varios, perjudicando así a los dependientes.

La inacción de la cartera de Mónica Oltra en la aplicación de la dependencia supuso que los afectados por el copago impuesto por el anterior gobierno del Partido Popular, que posteriormente la justicia declaró nulo, hayan tenido que esperar un año para que la administración les comunicase el mecanismo ideado para reclamar el dinero pagado de más sin tener que recurrir a los tribunales.