+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ANÁLISIS DE SITUACIÓN

Los retos taurinos en cartel

Cómo se aplica la inclusión del veterinario, qué pasará con el segundo médico, la necesidad de seguir mejorando la seguridad en el recinto y la calidad de las exhibiciones son varios de los desafíos

 

Gran afición 8 Los encierros, como este celebrado en les Alqueries, cuenta con numerosos adeptos. - MEDITERRÁNEO

S. RIOS
10/01/2018

Las fiestas taurinas gozan de muy buena salud como constatan los números, pero, sin duda, este año será clave para esta tradición cultural tan arraigada en tierras castellonenses. Los principales retos serán la aplicación práctica de los diferentes apartados que incluye el nuevo decreto de bous al carrer. Qué funciones en el día a día tendrá el veterinario; el hecho de si finalmente, tras el revuelo político causado, habrá un segundo médico ayudante, o la necesidad de seguir mejorando la seguridad para evitar altercados son algunos de los desafíos a los que se enfrentan estos festejos durante el 2018.

Además, se apuesta en firme por seguir creciendo, pero este incremento en las exhibiciones debe ir acompañado de la calidad de las mismas, apostando, en la medida de las posibilidades económicas de los organizadores, por los toros y encierros de cerriles, que son los principales atractivos de estas fiestas.

Otro elemento clave es conseguir el máximo bienestar para el animal, demostrando que las reses no sufren en la lidia, dejando sin argumentos a aquellas voces críticas con estas celebraciones. A pesar de que no hay fecha de apertura de la nueva televisión autonómica, À Punt, existe revuelo después de que su directora, Empar Marco, asegurase que los bous no tendrán espacio en la parrilla, pese a ser una fiesta tradicional de la Comunitat. El consejo rector ha desmentido a Marco, pero ahora existe preocupación sobre el trato que la televisión pública le dará finalmente.

Inclusión de la figura del veterinario en los ‘bous’

Tras las reticiencias iniciales de los aficionados, finalmente, tras meses de negociaciones, se llegó a un acuerdo entre las peñas taurinas y Emergencias para incluir la figura del veterinario dentro del nuevo reglamento. Los colectivos reclaman que la tarifa de este profesional no incremente considerablemente el coste del festejo, que se encargue de certificar que un cerril nunca ha sido lidiado, así como que su función sea consultiva y la última decisión en las exhibiciones siga recayendo en el director taurino. Estos puntos han sido aceptados por el Consell, quien siempre ha defendido que la Comunitat, a pesar de su tradición taurina, es la única región de España que no cuenta con un veterinario en la celebración de los festejos. Ambas partes consideran ahora que esta figura ayudará a mejorar el bienestar animal, convirtiéndose en un argumento de peso en contra de las acusaciones de los antitaurinos.

La polémica inclusión del segundo médico, en el aire

El tema del segundo médico ayudante se ha colado dentro del reglamento, a través de la ley de acompañamiento de los presupuestos a raíz de una propuesta del PP, cuando parecía que el decreto estaba ya listo para su aprobación. Tras varias jornadas de acusaciones entre el PP y el Consell por este propósito, responsables de PSPV, Compromís y PP en el seno de la comisión taurina consultiva se han sentado para intentar acercar posturas y conseguir a finales de este mes que Les Corts rechacen esta propuesta defendida por el Colegio de Médicos de Castellón. En este sentido, ayer el director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, durante su visita a la Vall d’Uixó, insistió en la necesidad de no «politizar» la fiesta, «ya que debe estar alejada de cualquier color político», y explicó que este tipo de trifulcas «animan» a los que están en contra de los bous al carrer. Informa M. Mira.

Mejorar la seguridad

A pesar de que el número de heridos en festejos taurinos el pasado año en la Comunitat se ha reducido a la mitad, esta sigue siendo una de las principales asignaturas pendientes. El nuevo reglamento introduce mejoras en las barreras y los cadafals para prevenir incidentes, además obliga a los participantes a no usar durante las exhibiciones el teléfono móvil e ir siempre con un calzado adecuado.

Más cerriles

Resulta clave crecer en cantidad y calidad. En el 2017 se exhibieron 571 cerriles, hasta 48 más que en el 2016. Su mayor coste imposibilita a algunos organizadores la exhibición, pero suelen ser garantía de éxito.