+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sospechoso en Ripoll

Los Mossos afirman que Driss Oukabir fue interceptado por una patrulla y desmienten la versión de que el joven se había entregado

 

Driss Oukabir. -

SALVADOR SABRÍA / J. G. ALBALAT
18/08/2017

Driss Oukabir, de nacionalidad marroquí, es uno de los detenidos por los Mossos d’Esquadra por su posible vinculación con el atentado de La Rambla. El joven fue arrestado en Ripoll tras ser identificado por una patrulla de seguridad ciudadana.

El mando policial desmintió, de esta manera, la versión ofrecida durante toda la tarde de que Driss se había presentado en la comisaría de Ripoll tras ver su foto en la televisión para desvincularse del atropellamiento. Incluso, el alcalde de Ripol, Jordi Munell, afirmó en TV3 que el sospechoso fue interceptado por los Mossos cuando iba a denunciar que le habían robado la documentación. Según esta versión, Driss Oukabir quería dejar constancia de que estaba en esta localidad cuando sucedió el atropello. Trapero evitó detallar la vinculación de este joven con el atentado, aunque dejó claro que no es la persona que conducía la furgoneta que causó el atropello masivo.

Según explicaron otros miembros del Ayuntamiento de Ripoll, a Driss le robaron su documentación hace unos días y ayer apareció en el lugar del atentado. Algunas fuentes, como la exalcaldesa de Ripoll, Teresa Jordà, apuntan que el propio Driss declaró que el autor del robo de sus documentos fue su hermano pequeño, Moussa, que tiene 18 años de edad, y que físicamente es bastante parecido, al menos de cara, con el primer sospechoso.

En la red social Kiwi, una persona que se identifica como Moussa Oukabir tiene un perfil en el había publicado mensajes como el que decía que «matar a los infieles y solo dejar a musulmanes que sigan la religión» sería lo primero que haría se le preguntasen que haría en su primer día «como rey absoluto del mundo».

Ambos hermanos viven desde hace años en Ripoll, donde han realizado la educación obligatoria y han estudiado en el instituto, en el caso de Driss, y son conocidos en la localidad.

Las sospechas iniciales de la policía se vieron reforzadas por el hecho de que Driss estuvo preso durante en el 2012 en la prisión de Figueras por un delito que no tiene nada que ver acciones relacionadas con el terrorismo.