+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

NUEVO MAZAZO AL SECTOR

El transporte urge ayudas fiscales para evitar encarecer los precios

Advierten del riesgo de que suba el precio del producto final por los costes al alza. Exigen al Gobierno bonificaciones y la reducción del coste del peaje de la AP-7

 

CASTELLÓN
04/01/2017

Los transportistas de la provincia de Castellón urgen al Gobierno a que active ayudas fiscales para evitar una subida de precios debido al aumento del coste del carburante. Así lo expuso ayer el nuevo secretario general de la Asociación Empresarial Castellonense de Transporte de Mercancías (ACTM), Javier Zaldívar.

En ese sentido, Zaldívar señaló: «Valoramos negativamente el incremento del precio del combustible porque las consecuencias son muy nefastas para el sector». Explicó que este repunte representa una subida en los costes del servicio que prestan y, por tanto, del precio final al que el transportista ofrece sus servicios. Ello, indicó, agravado por que no se compensa con beneficios fiscales a un sector, ya de por sí bastante reglado. A esto hay que añadir, reflejó, las restricciones tributarias y en materia de infraestructuras que padecen.

Sobre si este alza de costes conllevará a una subida de los precios de los productos finales y, por tanto, si se trasladará al consumidor, Zaldívar aclaró que cada transportista decide cómo trabaja con los márgenes, ya que las empresas grandes tienen mayor capacidad de maniobra frente a un autónomo que juega que tiene una capacidad más estrecha.

A este mazazo cabe añadir también los efectos que va a tener el Real Decreto ley 3/2016 sobre medidas tributarias que se aprobó en diciembre supondrá restricciones a la hora del fraccionamiento de los pagos tributarios, que afectará a pymes y autónomos. Por ello, solicita al Ejecutivo central que compense con medidas fiscales o de impuestos al transporte, o con otras como la liberalización de la AP-7 --que beneficiaría especialmente al sector provincial, ya que permitiría recubrir los costes del sector--, o la de otras vías de peaje del Estado.

Y explicó que, de lo contrario, el precio del producto final se tendrá que elevar.

Liberar la AP-7 permitiría a los transportistas circular por ella y evitar atascos. Mencionó también los problemas en la autovía A-7 debido a las obras que han provocado aglomeraciones que provocan que la circulación sea más lenta. «Todo redunda», señaló.

COSTE TOTAL // Preguntado por qué porcentaje representa el precio del carburante sobre el total de los costes actuales de los transportistas, Zaldívar no se aventuró a dar una cifra, debido a que, según explicó, este difiere en función de si es un desplazamiento nacional o internacional, de corto o largo recorrido, del tipo de empresa o de la carga a transportar en cada traslado.